Polaco: "Me quedo con la tranquilidad de haber dado todo lo que tenía"


Si hablamos de David Álvarez Vázquez quizás tengas ciertas dudas a la hora de saber de quien se trata, pero si hacemos referencia a "Polaco" indudablemente se te pase su rostro por la retina.
El centrocampista jerezano cumplió un sueño este verano al recalar en las filas azulinas, tal y como él mismo indica. Es uno de los futbolistas con más currículum que ha pasado por el club en estos años y su fichaje desató la alegría de tantos xerecistas que anhelaban ver a un hombre de su talla defendiendo un escudo que cumple 70 años de historia.

En esta primera parte de la entrevista repasamos su corta pero intensa etapa en la plantilla y las sensaciones vividas en la misma.


*(Si lo prefieres, puedes escuchar sus declaraciones a través de este enlace: Audio Polaco )




-¿Cuál fue el motivo principal que te llevó a firmar por el club?
Uno de los mas importante fue Vicente, que apostó por mí al máximo. Tenía muchas ganas de triunfar en mi tierra, moría por jugar en el equipo de toda mi vida. Era el primer año que empezaba desde el inicio de temporada en Tercera y quería hacerlo a lo grande con el equipo de mi ciudad. Es cierto que también creía que iba a ser de otra manera, parecía que estaba mejor la cosa.

- Comentaste en tu presentación que te marcabas el objetivo de ser campeón, ¿piensas que pusiste las expectativas muy altas?



No creo que fueran altas, teniendo en cuenta la plantilla que había. Pero lo cierto es que desde el principio tuvimos muchos problemas y aún así no estábamos mal del todo. Sinceramente te digo ahora, que es muy fácil, que si el equipo hubiera tenido unas condiciones buenas estaría entre los seis primeros y optando a los "play off".


-¿Hasta qué punto os ha afectado el problema de los campos?

Nos ha afectado bastante, era una auténtica putada. No teníamos donde entrenar ni sabíamos a donde ir. Cada día era una superficie diferente y resultaba perjudicial en nuestro trabajo diario.
El mero hecho de tener un vestuario tiene que ser sagrado; nosotros llegábamos y nos cambiábamos muy deprisa para salir al campo. El simple hecho de conversar todos un ratito en el vestuario, que es muy importante, no lo teníamos.


-¿Llegasteis a acusar algún tipo de presión debido al clima optimista generado en el entorno?

No, nosotros confiábamos en el equipo. La verdad es que no era fácil, había compañeros que jugaban por primera vez en Tercera y otros que no se terminaban de adaptar, un equipo no se hace en una pretemporada. Conforme pasaban las jornadas nos fuimos encontrando mejor y cuando empezamos a competir como queríamos tuvimos opciones de meternos arriba con esas tres victorias consecutivas.

-¿Cómo valoras tu actuación en el equipo? ¿Crees que has cumplido o pudiste dar más?

Siempre se puede dar más, es evidente. Había muchos contras, yo venía de entrenar cada día en mi campo, con mi vestuario y mi ropa, era un cambio total para mí. Podía haberlo hecho mejor, pero me quedo con la tranquilidad de que lo hice lo que mejor pude, siempre intenté darlo todo.

-Esas dos tarjetas rojas que sufriste…, ¿fue simplemente mala suerte o pudo influir esa crispación que había en el ambiente por no conseguir los resultados esperados?

Fueron dos tarjetas seguidas y pasé un mes bastante complicado, pero son simplemente las circunstancias del juego, llevo toda mi vida echándome tarjetas.


-Conseguís dos victorias consecutivas en Torrecera y os mudáis temporalmente a Chapín, ¿dónde queríais jugar ustedes?

Yo moría por jugar en Chapín, era una cuenta pendiente que tenía de años atrás. Era especial volver a Jerez. Recuerdo ese día y el equipo no estuvo mal, compitió y dio la cara.

-¿Crees que fue un error disputar ese partido en un campo de tales dimensiones?

Tampoco dependía de nosotros. Pero al fin y al cabo el estadio del club es Chapín, donde jugó con el Barcelona y Real Madrid, algún día teníamos que volver, a lo mejor no eran las circunstancias adecuadas, pero si queremos volver a ser lo que un día fuimos es algo por lo que hay que pasar. No sé si llegó a beneficiar o no, pero si de la ilusión que tenía por jugar allí.

-¿Que opinión te merece el trabajo de Vicente Vargas al frente de la parcela deportiva?

A Vicente no se le puede reprochar nada, al final todo depende de los resultados pero no se le puede echar nada en cara, lo ha dado todo, tanto deportivamente hablando como por detrás con Afición Xerecista.
Le agradezco personalmente haberme dado la oportunidad de jugar en el equipo de mi ciudad, fue un sueño hecho realidad.

-¿Cómo has recibido desde fuera la noticia de su dimisión? ¿Era algo que esperabas?

No me lo esperaba, pero lo puedo llegar a entender. Son muchos años, estoy seguro que con muchísimos más momentos malos que buenos. La decisión ha sido meditada y cree que es lo mejor para el club, al igual que ocurrió con mi salida. Personalmente me jode porque le tengo un cariño especial.

-¿Crees que el equipo podrá salvarse con los refuerzos?

Estoy convencido que así será, es un reto bonito que no va a ser fácil. Los que se han quedado son los que vienen luchando desde hace varios años y son conscientes de lo que hay, van a pelar hasta el final. Ellos son los que de verdad tienen mérito, son capaces de aguantan todos los problemas porque les puede la pasión, eso vale más que cualquier cosa.

(...) Hasta aquí esta primera entrega de la conversación mantenida por XCDNews con David Polaco. Si te has quedado con ganas de más, no te pierdas los titulares que nos deja el ex futbolista azulino en la segunda parte que publicaremos la próxima semana.





Comentarios