ÚLTIMA HORA

domingo, 16 de mayo de 2021

Ruleta rusa

 

Los de Vigo desaprovechan la gran oportunidad de la fase de ascenso para jugársela en los play offs

El Xerez Deportivo cayó abultadamente derrotado por 4 a 1 frente al Salerm Puente Genil. Los peores minutos de la temporada y la poca lucidez en los cambios dejan al Deportivo a su suerte para encarar, en dos semanas, las eliminatorias a partido único. 


Qué duro es ser xerecista. Cuántas veces nos tocará caer, una, otra y otra vez. Ni me hago a la idea la de ilusiones rotas que se han tenido que quedar en Puente Genil. Y eso que todavía nos queda una última carta, pero hoy de nada sirve, todo sobra. Siempre se puede perder, al fin y al cabo es fútbol hay muchas posibilidades de que ocurra, lo que no es negociable es la forma en la que se hace. No todo vale, menos aún con todo lo que hemos tenido que sufrir para vivir un día como el de hoy


Una afición que nunca ha fallado no se merece esto. Hasta 15 horas estuvieron trasnochando cientos de xerecistas para conseguir una entrada. Pero no acaba ahí la cosa: decenas de importaciones económicas al club, cientos de kilómetros en apenas una semana por el escudo, noches de desvelo e incertidumbre y sesiones de entrenamiento en Montecastillo abonadas por la afición. Todo para un equipo que salió a jugar a la ruleta rusa; y hoy le tocó la bala


En cuanto al partido poco se puede destacar positivamente. El Xerez Deportivo no creó sensación de peligro a una muy bien trabajada defensa rojilla. Sin embargo, son en estos campos los que no hace falta jugar al fútbol ni ser un virtuoso de la pizarra táctica. Hoy ganaba quien no dudase en meter la pierna en el choque y más balones divididos consiguiese, y el Salerm Puente Genil tenía claro como hacerlo. Además, la ineficacia en los cambios para intentar dar la vuelta al marcador no aportaron nada al equipo, que veía como perdía a un delantero pero ganaba un lateral: con un 1 a 0 perdiendo. Después, llegaría un auténtico vendaval rojo y negro que se fascinaba con la facilidad de pisar área rival. 


Pero, incluso en la derrota, se recordarán muchos momentos pues, tarde o temprano, se transformarán en alegría: las lágrimas de Titin jr tendido en el terreno de suelo buscando el irremediable consuelo de un padre; los llantos desconsolados de Salvi, RaresÁngel y Gonzalo, porque ellos hoy representaron a mi escudo; se recordará la esperanza de Rafa Verdú, que tendrá que esperar para celebrar el ascenso en La Juventud; el ejemplar comportamiento de Dani Laínez, que hizo justo lo que tenía que haber hecho toda la plantilla, pedir perdón; y me quedo con el xerecismo, porque a ellos son los que de verdad les ha dolido



No hay comentarios:

Publicar un comentario