No todas las despedidas son amargas...

                                                                                                                   (Foto de Cadena Ser Jerez)

No todas las despedidas tienen que ser amargas. En el día de hoy Vicente Vargas ponía punto y final a su exitoso y arduo paso por el Xerez Club Deportivo. Casi tres años en los que el ya ex entrenador xerecista ha conseguido devolverle la ilusión a una afición que no veía ningún atisbo de luz ni esperanza en el túnel en el que se encontraba inmerso el club.

El técnico jerezano se marcha como un auténtico caballero. En vez de aceptar los merecidos elogios por su trabajo realizado, prefiere poner en alza la figura de la Asociación Afición Xerecista, de la cual considera verdaderamente artífice para que la entidad mantenga el pulso a día de hoy. "Todos les dan la enhorabuena a jugadores y técnicos por los logros conseguidos, pero en este caso, a los que tenemos que felicitar son a las personas de Afición Xerecista, que han puesto su dinero, trabajo y tiempo al servicio del club, algunos hasta han tenido que pedir algún que otro crédito en el banco."

Vicente Vargas, bastante agotado física y psicológicamente, explicaba que no tiene a nadie a quien pedir las exigencias oportunas para lograr mantener al equipo decentemente. Este motivo es el principal para explicar el cese voluntario del entrenador en todas sus funciones. "Yo no puedo pedirle nada más a los responsables de este club, Afición Xerecista, porque veo como estos han llegado a un límite. Por lo cual, ¿a quién le exijo ahora las cosas que necesita este equipo? Hay gente que supuestamente entró a ayudar y no sabemos si están, el dueño del equipo más de lo mismo. Creo que es el momento de que de un paso al lado."

Una decisión que no viene influenciada por la derrota ante el Cabecense, ya que como él mismo explicaba, había decidido dimitir unas semanas antes. Pero no podía irse sin más, tenía que hacer frente al último problema acaecido bajo su mandato, la llegada "in extremis" de unos jugadores que llegaran al Xerez con el reto de dejar al equipo en Tercera. "Lo que he hecho ha sido concluir mi labor, no podía irme dejando al equipo sin jugadores. Me hubiera gustado despedirme con victoria, pero la decisión ya estaba tomada".

Hay temas en los que el preparador jerezano tenía que resignarse, a pesar de no estar para nada de acuerdo. Este es el caso de lo que fue la vuelta a Chapín. Vicente Vargas de manera muy clara, como siempre que se manifiesta, expuso su idea de que esta plantilla debe jugar en Torrecera si no quiere acabar sufriendo. "Nosotros no estábamos preparados jugar en Chapín. Nunca debimos habernos ido de Torrecera, pienso que es el lugar donde el Xerez debe estar si quiere salvarse cómodamente”.

Comentaba el bueno de Vargas que lo que verdaderamente ha lastrado al equipo ha sido la expulsión de la ciudad. Una situación verdaderamente anómala que ha influido directamente en el rendimiento de sus jugadores. "Que me digan si hay algún equipo en el mundo que haya jugado y entrenado en cinco campos distintos. Hasta hemos estado en campos de fútbol siete. Nuestra pelea estos años atrás era entrenar en césped natural y en mejores horarios, pero lo de este año se nos ha ido de las manos, es una verdadera locura. No tengo más soluciones que aportar. Debe venir alguien que tenga más fuerza que yo."

Que se marche no significa que no siga esperanzado con la idea de que el Xerez CD pueda salir adelante, tal y como lleva haciendo durante estos cuatros años. Para finalizar su despedida, Vicente quiso mandar un último mensaje de optimismo y agradecer a los aficionados fieles el apoyo incondicional que muestran. "Está la promesa en la mesa de los dueños del club en la que dicen que si este equipo se queda en Tercera invertirán con vistas a hacer un buen papel la próxima temporada. Hay que seguir creyendo en este escudo. No puedo irme sin dar la gracias a toda la afición por el trato mantenido conmigo. Yo estaré siempre disponible para ayudar en lo que haga falta. Este es mi Xerez, siempre será mi equipo." 



Comentarios