Coloquio Xerecista X. Paco Peña: "Un xerecista en el Sevilla"

                                                                                                                                        (Fotografía de El Desmarque)

Por razones de actualidad, tanto esta semana como la anterior se ha visto alterado el contenido de esta sección. El pasado viernes por la entrevista que hicieron nuestros compañeros a los Hools y este por la entrevista que hemos querido realizar a Francisco Peña Sevilla, más conocido en el mundo del fútbol como Paco Peña. Actualmente se encuentra dirigiendo al Sevilla C, rival este domingo del Xerez, y jugador de nuestro equipo en la década de los 90.

Foto tomada en el Bar La Casapuerta

Por lo tanto, cuando retomemos la normalidad publicaremos la segunda parte de la entrevista a Rafael Tarrío.

Antes que nada, queremos agradecer la disposición de Paco Peña a la hora de realizar esta entrevista. En esta nueva entrega del coloquio tenemos que apelar a la parte sentimental, que no es otra que la del autor del artículo. Quien os escribe, al igual que la mayoría de ustedes, en su infancia jugaba a las chapas. Siempre jugaba con el Xerez y tenía a Paco Peña como estandarte de ese equipo ficticio, infantil e inocente y, a pesar de su marcha al Sevilla, él seguía jugando en mi particular Xerez CD de chapas.

Paco Peña nos comenta "el gran cariño que le tiene al Xerez, y que cada vez que hablo  el club me emociono porque me recuerda a mi padre". Como jugador "estuve 7 temporadas, hasta los 25 años, llegando a pasar por todas las categorías que había entonces". "Con 16 años ya estaba jugando en el Xerez B y alternando en la pretemporada con el primer equipo en algunos entrenamientos y partidos; hasta que con 19 años ya fui miembro del primer equipo".

En el primer equipo estuvo 6 temporadas, hasta que se produjo el ascenso a 2ª División con Carlos Orúe de entrenador. Después de 6 años en la plantilla, y siendo un jugador de la cantera, tenía más que merecido una mejora de contrato, y para que le subieran una cantidad insignificante estuvo negociando más de un mes, y en esa negociación apareció el Sevilla que quería llevarse a la joven perla de nuestra cantera. Le dijo al club hispalense que estaba negociando con el club de sus amores, pero en las vacaciones lo volvió a llamar el Sevilla y ya no pudo negarse. Su padre "sacrificó su ilusión de verlo jugar en segunda división con el Xerez para que jugara en el Sevilla".

"A los dos meses tengo una lesión" que le obliga a retirarse con 27 años. El destino tenía preparado un final fatídico para este prometedor jugador.

"Quiere desconectar del fútbol" y se lleva hasta dos años sin ver un partido. Pero fue su amigo Nicolás Sosa, a base de mucho insistir, quien se lo llevó de entrenador del DD La Granja, y ahí empieza su etapa de entrenador:

Comienza en los benjamines, llevando a esos niños, "a los que le cojo mucho cariño", hasta infantil de primer año. "Después estoy 2 años en el Pueblo Nuevo, 2 años en el cadete del Xerez y me voy al Chipiona". "Allí aprendí mucho, fuimos a algunos partidos con 12, con 11 y con el portero suplente. Ascendimos a 1ª Andaluza con solo gente de allí".

Refiriendose al conjunto xerecista, comenta que "recibió  de Juan Pedro Ramos, por entonces director de cantera, para entrenar al juvenil B; club con el que logra ascender de Preferente a Liga Nacional. El año siguiente entreno al Xerez B y estuvimos a punto de ascender a Tercera. No lo hicimos por muy poco, pero no hubiésemos podido ascender porque el primer equipo descendió por impagos".

Le proponen entrenar al primer equipo, y Paco, que ha sido siempre una persona cauta y que le ha gusta hacer las cosas de forma silenciosa y sin levantar polvareda, se reúne en el Hotel Jerez con el presidente del Xerez, por entonces, Ricardo García, advirtiéndole que "en el momento que viera algo raro en el club se marchaba".


Estando un miércoles viendo la tele, en Onda Jerez, Saldaña anuncia que el Xerez no va a jugar más en Chapín. "Llamó inmediatamente a Chicha para comentarle lo que acababa de escuchar, y me responde que tranquilo que para la semana que viene se soluciona". A la par se crea un nuevo club en nuestra ciudad, el cual solicita entrenar en el Anexo, donde entrena nuestro club y se lo dan antes que a nuestro club a pesar de que "nosotros lo solicitamos como marcaba la legislación una semana antes, y ellos un día antes". "Veo además cosas muy raras, por ejemplo el hecho de ver entrar jugadores en el vestuario a negociar el fichaje por nuestro equipo pidiendo una cantidad a la cual Ricardo les ofrecía más. A mí me olía que no iba a pagar a los jugadores y que unido a que íbamos a jugar fuera  de la ciudad iba a ser un año complicado, por lo que decidí irme".


"Me marcho al Altair, un equipo cantera del Sevilla, y de ahí hasta ahora".
"Me gustaría entrenar al Xerez, señal de que sigue vivo, y que ha mejorado institucionalmente".

Recuerda con mucho cariño el ascenso a Segunda y nos cuenta como anécdota de aquella temporada un viaje en el que venían de vuelta de Tenerife e hicieron escala en Madrid. Enronces, el mister, "Orúe comentó que a la 1:00 de la noche teníamos que estar en el hotel como muy tarde, y eran las 12 y todavía estaban esperando un taxi. Salimos casi todos, y decidieron no volver a la hora porque el míster no se iba a atrever a echarnos a todos. Hicimos el cafre y Orúe se enfadó mucho pero sirvió para hacer grupo".

De los entrenadores que lo dirigieron como entrenador, "destaco a Delfin Álvarez, un tipo serio que habló conmigo dos veces a lo sumo. Me dijo al finalizar la primera temporada que iba a fichar a un medio centro para sentarlo en el banquillo... y lo fichó. Jugamos el medio centro y yo, y nos dejaba mucha libertad cuando ganábamos".


Y de los jugadores que han coincidido con él en el Xerez, además de los muchos de los que se deja en el olvido recuerda a González, Juanito Vidal, Miguel Ángel, Márquez, Jose, Chicha, Cobos, Javi Peña y Fernandito Román.


Destaca para finalizar que para que nuestro club tenga futuro "tiene que, institucionalmente, tener mayor tranquilidad, además de abordar los temas con potencial económico y no dejar de tapar  parches. Si no hay tranquilidad institucional es muy difícil que el equipo funcione".


Acepta nuestro reto de comentar un resultado para el domingo y apuesta por un 0-1, por el potencial de ambos conjuntos y por lo que ha visto en vídeos de nuestro equipo 


Agradecemos el tiempo que se ha tomado con nosotros y le deseamos mucha suerte a partir del domingo a las 19:00 horas. 




                                           
            Por Carlos Cabral

Comentarios