Prohibido dudar de estos hombres



Apabullante victoria del Xerez Club Deportivo ante un débil Arcos CF. 

Los jugadores azulinos dieron otra lección humana y mostraron el compromiso absoluto que mantienen con la entidad a pesar de la compleja situación que están viviendo.

El Xerez buscaba reencontrar sensaciones positivas tras las dos últimas derrotas cosechadas y, lo más importante a estas alturas, obtener puntos para evitar mayores problemas. La importancia del encuentro quedó reflejada desde el primer minuto por unos futbolistas que dieron un recital de fútbol durante los 90 minutos y probablemente hayan disputado el mejor encuentro de la temporada.

El primero en avisar sería Juanito Benítez, el hombre de la tarde, el zurdo xerecista está viviendo un momento muy dulce en este tramo final de liga. El larguero impediría que el bueno de Juan abriera la lata.

El Arcos apenas generó ocasiones de peligro. La más clara fue en el minuto 12 por mediación de Antonio, que no aprovechó un mal despeje de la zaga jerezana. Fueron en estos minutos cuando más igualadas estuvieron las fuerzas, pero el primer tanto local desequilibraría la balanza. Y lo que son las cosas, Chato, un viejo conocido en Arcos, fue el encargado de adelantar a los suyos tras un gran centro de José Vega en un saque de esquina.

Y si al inicio del choque los azulinos salieron al pie del cañón, en la segunda parte más de lo mismo. Pese a eso, Prieto tuvo la opción de recortar distancias nada más reanudarse el juego, errando solo ante Zamora, desaprovechando así la única opción de su equipo de meterse en el partido.

Tras una bonita jugada, llegó el gol de la tranquilidad, obra de Chino Quirós, latigazo con la derecha al que nada pudo hacer el ex xerecista Toni Lechuga.
Esa acción acabaría desesperando a un lastrado Arcos, que no encaja la frustración de ver como una plantilla que estaba confeccionada para ascender no es capaz de terminar de asegurar la permanencia.

De nuevo la tendría Juanito y otra vez se toparía con la madera, que parecía no querer que el extremo anotara en la tarde de ayer domingo. El recital azulino se transformaba en numerosas oportunidades, era cuestión de tiempo que el resultado fuera en aumento. José Vega volvería a hacer lo que mejor sabe, asisitir, para que de esa manera Pedro Carrión volviera a ver puerta y siguiera líder en la lucha por el "pichichi". Pocas palabras quedan para describir al malagueño.

La única nota negativa del día fue la expulsión de Guerrero por doble cartulina amarilla, que junto a Isra, también sancionado, se perderán la cita del domingo que viene a las 18:00h ante el Espeleño.

Todo espectáculo necesita un gran cierre. Juanito Benítez lo protagonizaría con el gol que tanto se le había resistido; premio merecido.
Parecía que los xerecistas se acordaban de la derrota sufrida en el Antonio Barbadillo, también por 4-0, y le devolvieron la patata caliente a los arcenses.

Es totalmente inadmisible poner en duda el rendimiento de unos futbolistas, que sin apenas recibir compensaciones, siguen diariamente defendiendo con orgullo la elástica azulina. Cuando la permanencia sea matemática, habrá que sacarlos a hombros por Jerez.





Comentarios