ÚLTIMA HORA

viernes, 4 de septiembre de 2020

XEREZ CD SAD, con nombre y apellidos


De un tiempo a esta parte, no paro de oír y leer una frase que, además de ser falsa, me molesta sobremanera y muestra la locura del fútbol de Jerez de la Frontera desde 2013. Esa frase o expresión no es otra que “ El Xerez sin apellidos”.

Por aportar un poco de luz, me gustaría decir que el uso de apellidos se empezó a utilizar en toda Europa sobre el año 1050 de nuestra era para distinguir a personas con el mismo nombre propio y referenciar su estatus social y su origen. Los apellidos informan del origen y la pertenencia a distintas familias, tan importante son, que hay grandes cuitas cuando está en duda la paternidad de una persona para poder utilizar los apellidos de su padre natural biológico.

Trasladado al fútbol que es lo que nos ocupa en este artículo, los distintos clubes de fútbol del mundo entero tienen sus nombres apellidos e incluso apodos que los identifican desde su nacimiento y cuyos seguidores idolatran y utilizan para indicar su pertenencia o preferencia. De ahí tenemos equipos como el FC Barcelona, Real Madrid, Atlético de Madrid, Athletic Club de Bilbao, Real Sociedad, Real Betis Balompié, Sevilla FC, Xerez CD o Jerez Industrial, entre otros muchos.

Desde que se crearon los primeros equipos con sus nombres y apellidos, los seguidores de cada equipo han utilizado parte de su nombre, de sus apellidos e incluso apodos para referirse a la propia hinchada o a las hinchadas rivales, de ahí tenemos a culers o barcelonistas; merengues, vikingos o madridistas; colchoneros, indios o atléticos; los leones; txuri-urdines; béticos; sevillistas; xerecistas e industrialistas. De este modo, cualquier aficionado al fútbol es capaz de nombrar a cualquier afición rival o amiga del universo futbolístico patrio sin margen de error alguno.

Pero, hete aquí que, en 2013, en Jerez de la Frontera, donde desde 1947 y 1951 respectivamente convivían y rivalizaban dos equipos históricos como son el Xerez CD SAD y el Jerez Industrial CF, es decir xerecistas e industrialistas, se crea un equipo nuevo al que, lógicamente, hay que ponerle nombre y apellidos y cuyos fundadores deciden libremente llamar Xerez Deportivo Fútbol Club.  Y aquí viene el lío, los seguidores del equipo recién creado quieren llamarse a sí mismos xerecistas, apodo que ya se llevaba utilizando 66 años para nombrar a la fiel y sufrida afición del Xerez CD SAD. Obviamente, esto lleva a error y en la ciudad se empieza a hablar de xerecistas y efecistas para distinguir a las dos aficiones, y fuera de la ciudad el desconocimiento es total.

Aclarado el origen de los nombres de los tres equipos, no alcanzo a entender cómo desde los aficionados del equipo más joven de la ciudad se promueve la idea de un Xerez sin apellidos. ¿Acaso se busca la confusión y el lío o se trata de un simple problema de identidad al haber defendido con anterioridad el escudo, (de heráldica, emblemas y símbolos ya hablaré en otro artículo), y los colores del histórico Xerez CD SAD? ¿Cómo puede uno renunciar al nombre completo y apellidos de su propio club y correr el riesgo de ser confundidos con los aficionados del otro club al que ya no animan y tan poco cariño le tienen? ¿Podríamos imaginar que los aficionados del Real Madrid y los del Atlético de Madrid hablasen de una Madrid sin apellidos? Parecería de locos, ¿verdad?

Asumir un apellido conlleva heredar una historia y, que no se les olvide a los aficionados al Xerez Deportivo Fútbol Club, como prefieran ser llamados, que cuando uno tiene derecho a una herencia, se hereda tanto lo bueno como lo malo, tanto la gloría de un apellido como su infamia, tanto los bienes como las deudas. Si quieren la herencia del nombre, apellido e historia xerecista, deberían asumir también la deuda y la carga que ello conlleva, pero claro, eso ya no interesa. 

Pues que sepan los aficionados al club más joven de la ciudad que xerecistas hemos sido siempre, somos y seremos los seguidores del Xerez CD SAD, con nuestra historia, nuestras miserias y nuestros logros, como aquel campeonato de 2ª División, mayor gloria futbolística de nuestra ciudad hasta el momento. Su historia, su nombre su apodo y sus logros que se los busquen y se los ganen en el campo, pero ya está bien de intentar usurpar una historia que no les pertenece. Y si quieren presumir de nuestra historia, de nuestro nombre, nuestros colores y nuestro apodo, ya saben, que se pasen por la barriada de la Granja, plaza de Ronda nº2 y se abonen al Xerez CD SAD, entonces y solo entonces podrán llamarse xerecistas y disfrutar de los sinsabores y las alegrías que desde hace casi 73 años nuestro histórico club nos brinda.

Por Pedro Marchante

4 comentarios:

  1. Impresionante artículo. Has puesto voz a lo que venimos sintiendo los xerecistas. Con claridad y precisión en los datos. Repaso monumental. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Que sí que muy bonito todo, pero cuando había que estar aguantando la pancarta de "Salvemos al Xerez" en 2009, la gran mayoría somos aficionados de ese "Xerez joven" como dices pero los de el "Xerez de verdad" en un 99% miraban para otro lado como se hacían las fechorías en el club y con ese silencio y aquiescencia erais y sois cómplices de un concurso de acreedores imposible de levantar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo en que el concurso de acreedores del Xerez CD SAD fue el peor de los muchos que ha habido en el fútbol español. Esa losa la tenemos encima y, llegado el momento, habrá que tratar de superarla, pero desde 2013 hay un club nuevo, asambleario y supuestamente limpio y saneado, con nuevo nombre y apellidos, elegidos libremente por sus socios. De eso hablo en mi artículo. De nada más. Allá cada uno con su conciencia y con la decisión que tomó en su momento. Pero las decisiones que uno toma tienen sus consecuencias, y la primera de aquel abandono masivo fue empezar una historia de cero, repito de cero. Así que, cada equipo por su camino, con su historia, su nombre y sus apellidos y que cada cual haga lo que estime oportuno. Al final, esto es solo fútbol, como dijo una vez Jorge Valdano, la cosa más importante de las que no son importantes.

      Eliminar
  3. Vosotros también erais ese club, os.habeis lavado las manos y quitado.de.enmedio, sin el más mínimo remordimiento , y habláis de sentimientos? Venga ya. A un club se le quiere a las duras y a las maduras. Cuanto lleváis gastado en borrarlos los tatuajes del escudo que tanto decíais amar? Si nosotros desaparecemos lo haremos con la conciencia tranquila, por haber defendido hasta el último instante a nuestro club, con honor y orgullo. Vosotros podréis triunfar deportivamente pero siempre seréis el club cuya afición renegó de su esencia. La única afición que traicionó a su propio club. Vergüenza histórica del fútbol español.

    ResponderEliminar