La idiosincrasia de este equipo


(Eduardo Rabaneda)

El Xerez CD supo sufrir y reponerse para sumar sus primeros 3 puntos

No podía ser de otra manera. El Deportivo, fiel a su estilo, logró el primer triunfo de la temporada después de remontar en diez minutos un encuentro que estaba muy cuesta arriba. 
Hace una escasa semana, la participación del equipo en la categoría era prácticamente utópica. Este domingo, esos xerecistas que nunca dejaron de creer, vieron recompensado su esfuerzo con una de esas victorias que refuerzan psicológicamente y sirven para contrarrestar tantas horas de amargura.

Ni el cielo encapotado, ni los truenos que daban la bienvenida al Xerez en la Ciudad Deportiva Rafael Gómez, fueron presagio de lo que depararía la contienda durante sus 90 minutos. El Córdoba 'B' comenzaría avisando con un chut de Vera que buscaba la escuadra izquierda de Miguel; prácticamente la única ocasión de la primera mitad. 

Los de Juan Carlos Gómez, que iniciaron tácticamente el partido con defensa de cuatro, no conseguían llegar con claridad al área  rival pero tampoco sufrían en líneas defensivas. Muchos centros sin destinatario y jugadas que no llegaban a buen puerto por parte de dos conjuntos que eran conscientes de tener que meter una marcha más en la segunda mitad.

La reacción jerezana llegó en la reanudación y el Xerez pudo haberse adelantado si el colegiado hubiese estimado oportuno decretar penalti cuando Sabaté fue derribado en el área por un zaguero local; sin embargo, sería el jugador azulino quien fuera amonestado.

Diego Delgado, entrenador local, refrescó a los suyos con dos incorporaciones simultáneas y el filial cordobesista aprovechó su primera llegada para adelantarse gracias al centro de Márquez que convirtió Víctor Vázquez. 

El gol propició minutos de incertidumbre en los que el Xerez intentaba con más corazón que cabeza buscar la igualada. Juan Carlos buscó la reacción de sus pupilos y dio entrada a Brian, Quirós y Luis Castillo en detrimento de Juanjo, Edu Brenes y Yeray Jiménez. 

No obstante, el Xerez logró recomponerse y, como marca la idiosincrasia de este club, materializar una remontada que solo entraba en los planes de los más de 100 xerecistas presentes que nunca dejaron de creer. En el 77´, Ricky sorprendió a los defensores con una gran internada y cedió atrás para que Brian igualase la batalla y firmara su primer tanto con la azulina.

El gol dio alas a un Deportivo que, lejos de conformarse con el empate, quiso obtener una recompensa mayor. Sin embargo, la clave del partido estuvo en la parada de Miguel Guerrero a Felipe, quien cabeceó a placer en la zona de  castigo y se encontró con la fenomenal respuesta del cancerbero nacido en la ciudad califal.

No pudo ser mejor el desenlace. Borja Jiménez, quien nuevamente fue el mejor del equipo, encontró el premio a su inagotable trabajo tras volver a ganar un balón por alto procedente de Fran Sabaté y plantarse ante Llamas en el uno contra uno. Tras no superarle en el primer disparo, se sirvió del rechace para desatar la locura con el gol que culminaba la remonada.


El colegiado alargó el partido cinco minutos más y, a pesar de defender el resultado con uñas y dientes, la renta visitante podría haber sido mayor si Brian hubiese superado a Llamas en un claro contragolpe. 

La victoria se festejó entre jugadores y afición en el césped por todo lo alto; no es para menos. Después de tanto sufrimiento por evitar la desaparición del equipo, los xerecistas pueden permitirse sonreír por primera vez en esta campaña; aunque el mayor triunfo fue anunciar que se saldría a competir por 72º temporada consecutiva. 



Comentarios