ÚLTIMA HORA

lunes, 2 de septiembre de 2019

Celebración insulsa


La celebración por la supervivencia en La Granja no obtuvo el final deseado

El pasado domingo Jerez estaba de celebración; y no precisamente por motivos religiosos, que habrá quienes también, sino porque un recién salido del coma Xerez CD debutaba con una semana de retraso en la competición liguera. El xerecismo, que ha padecido durante esta agónica semana el sufrimiento por la posible desaparición de su equipo, respondió al efecto llamada y arropó a los suyos como hacía tiempo que no se vivía. Los más de 1.000 xerecistas presentes en La Granja demostraron que los jerezanos no se olvidan del club que tanto les dio. Animaron durante los 90 minutos con una sonrisa en el rostro y tan solo faltó que los 3 puntos se quedaran en 'casa'.

Desde los instantes previos se hacía evidente que no era un partido más. La canción versionada por Joaquín Sabina del Atlético de Madrid que sonó en el calentamiento así lo refrendaba. Y es que el espíritu colchonero estuvo más que presente durante toda la tarde, tanto en forma de camisetas entre el público como en gestos de agradecimiento. Por si fuera poco, el encuentro también tenía el atractivo del reencuentro de Juan Benítez con su anterior afición.

El Xerez se contagió del ambiente festivo y salió enchufado; no es para menos, quería brindarle el triunfo a su hinchada. El central Álex Revuelta, muy serio cada vez que participaba, tuvo la primera con un cabezazo que salió por encima de la portería.

La Balompédica apenas fue capaz de generar una oportunidad durante los primeros 45 minutos y fue con un disparo desde 25 metros de Orihuela que salió cerca del palo. Fue entonces cuando se inauguró el 'festival de Borja', quien se aupó el equipo a las espaldas y brilló en la parcela ofensiva. Controlaba por alto y, lo más importante, creaba juego y ocasiones. El propio delantero probó fortuna con un disparo lejano que botó y atajó Iván en dos tiempos. 

El guadalcacileño estaba enchufado y no podía faltar a su cita con el gol. Piñero se vistió de Sergio Narváez para realizar una asistencia medida que el atacante finalizó enviando el cuero al fondo de las mallas con un disparo ajustado. En la celebración, los azulinos alzaron una camiseta rojiblanca del Atlético.


Con ventaja en el marcador, los jerezanos aumentaron la intensidad y disfrutaron de los mejores minutos del partido. El segundo no llegó por pocos centímetros del guante izquierdo de Iván, quien despejó desde el suelo un disparo de Sabaté con todo a favor. 

En la reanudación, la balanza se inclinó de lado sevillano a pesar de que fueron los locales quienes nuevamente empezarían avisando. La zaga lebrijana impidió que Yeray Jiménez definiera en el uno contra uno y despejó bajo palos el oportuno rechace del que se benefició Borja.

En el fútbol, si perdonas sabes que lo pagas, y del posible 2-0 se pasó al 1-1 cuando Miguel despejó un tiro de Raúl que aprovechó Lúa para marcar a placer. Los minutos ya empezaban a pesar en un Xerez que, pese al golpe recibido, gozó de dos buenas oportunidades para revertir la situación. Primero fue Quirós con una buena jugada por banda y luego Borja con una vaselina que puso en pie a todo el respetable y no fue gol de puro milagro.

Tuvo lugar entonces la acción polémica del choque... Lúa firmó en el 65´ un latigazo que acabó en gol pero que estaba condicionado por el posible fuera de juego de un compañero que estorbó lo necesario para que Miguel no lograse reaccionar. El portero cordobés salió como una bala a pedir explicaciones al asistente y recibió la cartulina amarilla.


El segundo tanto recibido fue un mazazo que, junto a la falta de físico, noqueó a una parroquia jerezana que agotó todos sus recursos. Entraron Luis Castillo, Ricky y Brian, pero ninguno de los tres fueron capaces de mostrar síntomas de mejora. Los hombres de Bermúdez pudieron sentenciar a la contra pero no estuvieron acertados en los metros decisivos.

La imagen de Quirós y Juanma Aguilar, dos jugadores que se vaciaron, cojeando en los minutos finales de la contienda refleja lo que fue el tramo final: un quiero y no puedo. No obstante, el protagonista de la cita, Borja Jiménez, gozó de la opción local para empatar a escasos minutos del final.

A pesar de la derrota, los pupilos de Juan Carlos Gómez demostraron solidez, intensidad y carácter; tres ingredientes que, si ningún factor externo influye, a buen seguro constituirán una receta de victorias que deben llegar más pronto que tarde. 

FICHA TÉCNICA

Xerez CD: Miguel, Quirós, Jurado, Revuelta, Ezequiel, Piñero (Ricky, 72'), Juanma Aguilar, Yeray Jiménez (Luis Castillo, 66'), Sabaté, Borja (Brian, 79') y Edu Brenes. 

UB Lebrijana: Iván, Orihuela, Andrés, Juande, Raúl, Bugatto, Juanca, LÚa (Benítez, 84´), Juan Benítez, (Copero, 81´) Tete y Giraldez (Borja, 89′). 

Goles: 1-0 (Borja, min.29); 1-1 (Lúa, min.49). 1-2 (Lúa, min.66) 

Árbitro: Alejandro Ferrera Macías, (colegio onubense). Expulsó a Juanma Aguilar en los minutos finales por doble amarilla y mostró cartulina amarilla a Quirós, Yeray y Miguel Guerrero por parte local. El único jugador amonestado fue Andrés.

Incidencias: El Xerez debutó en la segunda jornada liguera después de no haber podido presentarse en Arcos. La Granja mostró un notable aspecto con más de 1.000 aficionados y se apreciaron camisetas del Atlético de Madrid entre el público. Antes del incio, se respetó un minuto de silencio en memoria de la pequeña Xana, hija del entrenador Luis Enrique.





No hay comentarios:

Publicar un comentario