Coloquio Xerecista XIX: Inicios ligueros


La competición regular vuelve y con ella nuestra particular sección de Coloquio Xerecista, donde tratamos multitud de temas relacionados con el Xerez Club Deportivo y su entorno. Este regreso viene galardonada con la firma del historiador Rafael Romero Tarrío, quien hará un exhaustivo repaso de los arranques ligueros del conjunto azulino a lo largo de su septuagenaria historia.

Este fin de semana volverá a rodar en balón en los campos de Tercera División, en su grupo X, donde milita actualmente el Xerez CD, que tendrá que desplazarse al estadio Antonio Barbadillo para medirse al Arcos CF;  por este motivo vamos a recordar algunos datos a lo largo de la historia xerecistas en estos comienzos de campeonato:

En ese sentido nos tenemos que trasladar a la temporada de 1947/48, primera en la historia
del club, que comenzó jugando en el estadio Domecq, ante el desaparecido Écija Balompié, al
que derrotó por tres goles a cero, logrando la primera diana en su historia el centrocampista
Gómez, siendo autores de los otros dos tantos los futbolistas jerezanos Agar y Jiménez.
Un año más tarde el Xerez hizo uno de los mejores debut de su ya larga vida deportiva, al
derrotar por diez goles a uno al conjunto sevillano del Triana C.F., con cinco goles de Jiménez,
dos de Agar y uno de Pepurri, Ventura y Gómez. El equipo ganaría las dos siguientes jornadas
al Isla Cristina a domicilio y Coria en el Domecq, cayendo derrotado en la cuarta jornada en el
estadio Mirandilla ante el Hércules Gaditano, por dos a uno.

En la temporada de 1950/51, jugando en el Grupo V de Tercera División, el Xerez C.D. hizo un
gran arranque liguero al no caer derrotado hasta la sexta jornada en Larache, donde perdió
por uno a cero. Antes comenzó la liga empatando en casa sin goles ante el Cádiz C.F., logrando
en la siguiente jornada nuevas tablas ante el Rtvo. Granada en Los Cármenes. El primer triunfo
llegó en el tercer partido al derrotar por tres a uno al Español de Tetuán, posteriormente
empató en el estadio de El Calvario a uno con el Algeciras y derrotó por cinco a uno al Real
Betis, un partido en el que era duda Pombo, que andaba algo lesionado, pero finalmente el
futbolista cántabro fue alineado y autor de los cinco goles.

En la campaña de 1951/52 el arranque fue algo dubitativo, perdiendo en la primera jornada,
tres a uno en Algeciras, para vencer los siguientes tres partidos ante Ceuta, Almería y At.
Malagueño y perder en la quinta jornada ante el Rtvo. Granda. Sin embargo, aquella
temporada terminó con el primer ascenso a Segunda División del Xerez C.D., en aquel mítico
último partido ante el España de Tánger, jugado en tierras africanas.
El debut en Segunda División, sucedió en el estadio Domecq, ante el C.D. Tenerife, al que se
derrotó por dos goles a uno Cortés y Olcina para los xerecistas y de Bolea para los visitantes.

Tras cinco años militando en Segunda División, en el Grupo II, en la temporada de 1957/58 el
equipo regresó a Tercera División. Aunque el equipo no tuvo un mal arranque, pese a perder
en El Vivero con el Badajoz, por tres a cero, posteriormente se ganó al Levante en el Domecq y
se empató en San Fernando y Tenerife y se le ganó al Plus Ultra, por dos a cero. Aunque se
llegó al final del campeonato con posibilidades de mantener la categoría, las dos últimas
jornadas fueron decisivas al perder en el Domecq ante el C.D. Málaga, que era rival directo,
por dos a tres, aún así en el último partido había que visitar el Benito Villamarín, ante un Real
Betis ya ascendido a Primera División, pero los verdiblancos no fueron piadosos con los
xerecistas y vencieron por tres a cero.

En la temporada de 1961/62 el Xerez tuvo uno de sus mejores arranques, al no conocer la
derrota hasta la octava jornada. El arranque fue espectacular, al imponerse por ocho a cero a
La Palma C.F., en el Domecq. El siguiente domingo se derrotó a la Olímpica Valverdeña por
cero a uno, al Jerez Industrial, por uno a cero, al Barbate C.F., por uno a tres, al Racing
Portuense por tres a cero, empatando en Puerto Real a un gol y derrotando al C.D. Victoria por
cuatro a cero. Cayendo por primera vez en el estadio Alfonso Murube ante el Imperio de
Riffien, por tres a uno.

La campaña de 1963/64, pese a que se perdió en la segunda jornada en Ayamonte por dos a
uno, antes se había ganado al Riotinto por dos a cero, el Xerez tuvo un despegue espectacular
al no volver a caer derrotado durante doce partidos seguidos. Comenzó con un empate en casa
con el Jerez Industrial a uno, para ganar posteriormente al Cañamera, por cero a dos, al Racing
Portuense, por cuatro a dos, al Barbate, por dos a tres, al Écija por cuatro a cero, al Coria por
uno a tres, al Balón de Cádiz por seis a uno, al Sevilla At., por cero a dos, al Puerto Real por
cero a tres, al Kimber por cuatro a uno, al Chiclanero por cero a tres y La Palma por siete a
cero. Fue la Balompédica Linense el que cortó la racha, al imponerse en su estadio de San
Bernardo por tres a cero.

La temporada de 1966/67 también es gratamente recordada por la afición xerecista, pues
supuso su segundo ascenso a Segunda División. El equipo logró estar las cuatro primeras
jornadas invicto empatando a dos en Sanlúcar, para imponerse posteriormente al Triana
Balompié, por tres a uno, ganar cero a tres al Riotinto Balompié y por tres a cero al Utrera,
antes de perder en Rota por uno a cero. El equipo logró clasificarse para la promoción,
derrotando primero al Orense y posteriormente a la U.D. Salamanca.
De cara a la Liga de 1969/70 el Xerez C.D. confeccionó una gran plantilla, en la que destacaban
futbolistas como Víctor, Goñi, Bailaro, Madariaga, Velasco, Rodri o los canteranos Antonio
Benítez, Manolo Benítez y Parra. Perdiendo únicamente dos partidos en la primera vuelta, el
primero de ellos en la tercera jornada en Ceuta, por dos a cero y el segundo en la decimo
tercera jornada en Alcalá de Guadaira. Aunque el equipo hizo un gran campeonato acabó la
Liga segundo clasificado tras el Cádiz C.F.

Había que aliviar al equipo de futbolistas con fichas muy altas y por eso en la temporada de
1970/71 se hizo un equipo menos pretencioso, que paradójicamente logró el ascenso a
Segunda División y eso que el comienzo no fue nada bueno. Se empezó perdiendo en
Cartagena por tres a cero, para empatar en casa a cero con el Triana Balompié, para ganar en
Elche al Ilicitano cero a uno y posteriormente perder por dos a cuatro con el Imperio de Murcia
y empatar a cero con el Atco. Malagueño, ambos partidos jugados en el Domecq y perder por
uno a cero ante el Racing Portuense, a partir de aquí el Xerez enmendó la plana comenzó su
ascensión.

En la campaña de 1972/73, pese a comenzar perdiendo por cuatro a cero en Cartagena, el
Xerez logró en las siguientes nueve jornadas estar imbatido, al empatar a uno en el Domecq
con el Badajoz, a cero en Jaén, vencer al Atco. Malagueño por dos a uno, empatar a tres en San
Fernando e imponerse en el Domecq al O’Donnell por cinco a uno, al Melilla C.F., por cinco a
cuatro y dejar escapar un empate a cero con el Racing Portuense. A continuación empató en
Sevilla con el filial del Sánchez Pizjuán e imponerse por uno a cero al Eldense en el Domecq.
Otro nuevo ascenso a Segunda División, llegó en la temporada de 1981/82 con el húngaro
Antal Dunai en el banquillo, pese a que el equipo comenzó con cierta regularidad la Liga, pero
con algunos tropiezos. En el Domecq se levantó el telón con victoria por dos a uno ante el
Granada C.F., para perder ante A.D. Ceuta por cuatro a dos y conseguir tres triunfos
consecutivos ante el C.D. Badajoz, por uno a cero, Real Jaén, por cero a uno y Cartagena por
tres a cero.

En la temporada de 1985/86, el Xerez tuvo que jugar su primer partido como local en el
estadio Ramón de Carranza, al estar el estadio Domecq con resiembra del césped y el
resultado fue de de uno a dos para el Talavera. A partir de ahí las siguientes seis jornadas
fueron positivas con empate en Jaén y en el Domecq ante el Córdoba, victoria en Alcalá de
Henares, nuevo empate en Jerez ante el Manacor y victoria en Lorca y en el Domecq ante el Algeciras por cuatro a cero. A partir de aquí el equipo fue a más, logrando el quinto ascenso a
Segunda División.

En la categoría de plata al Xerez le fue muy mal, logrando únicamente una victoria en toda la
primera vuelta y fue en la primera jornada al vencer por dos a cero al Rtvo. de Huelva, el resto
fueron derrotas y algún que otro empate como con el histórico Valencia a cero en el Domecq.
Lógicamente la temporada acabó con el equipo en descenso, del que se libró por una reforma
en Primera y Segunda División. Esta fue además la temporada que despedimos el añorado y
querido estadio Domecq.

El estadio Chapín se inauguró en partido oficial ante el R.C.D. La Coruña, que logró los puntos
al vencer por a cero a uno, siendo Agulló el afortunado de lograr el primer tanto en el nuevo
estadio.

Hasta quince jornadas estuvo el Xerez C.D. invicto en la temporada de 1992/93. El balón
comenzó a rodar en el Colombino, donde el Xerez venció por uno a dos al Rtvo. de Huelva,
luego en Chapín, ganó por tres a uno al Marino-Tenerife Sur, empató a uno en el Ejido y en
casa con la U.D. Las Palmas. A continuación se ganó al Real Jaén, dos a cero y al Extremadura
por dos a tres. La Balompédica Linense sacó un punto de Chapín al empatar a uno y se ganó al
Betis Deportivo, por cero a dos y al Cacereño por dos a uno. Con empate a cero acabó el
partido en Lepe, ante el San Roque y en Chapín con el Maspalomas y a dos en Estepona. Luego
llegarían dos victorias por la mínima ante el Córdoba y el Racing Portuense, jugado en el
Cuvillo. Un nuevo empate a uno, esta vez ante el C.D. Mensajero, hasta llegar a la primera
derrota que fue en Granada, por uno a cero.

Ahora toca pararse en la temporada de 1996/97, que terminó con otro ascenso a Segunda
División, con un equipo basado en la cantera y que se coló en la liguilla de ascenso, tan
recordada especialmente por aquí mítico partido contra la Gramanet. El equipo comenzó
perdiendo en Galdar, en un campo cuya superficie era de tierra volcánica y en la que los
hombres de Orúe nunca estuvieron a gusto. Posteriormente el equipo estaría diez jornadas
seguidas sin conocer la derrota, hasta la visita del C.D. Mensajero, que ganó por cero a uno, un
partido que terminó con bronca al colegiado Villalba Reneses y con desordenes públicos fuera
de Chapín.

En la última temporada del siglo XX, en las once primeras jornadas solo se perdió un partido,
fue en el Carranza, por uno a cero ante el Cádiz C.F., el Linense y el Real Jaén lograron empatar
a uno en Chapín, el mismo resultado que sacó el Xerez en Ceuta. Mientras que se ganó al
Motril, por dos a tres, al Écija por dos a cero, al Sevilla Atco., por cero a uno, al Talavera por
cinco a tres, al Jerez C.F., por uno a dos, al Aguilas por uno a cero y al Ptvo. Almería por cero a
uno.

Con el nuevo siglo llegó el que es hasta el momento el último ascenso a Segunda División. La
temporada la comenzó con tres victorias consecutivas, por cuatro a cero ante el Ptvo. Almería,
uno a cuatro ante la Real Balompédica Linense y dos a uno al Granada C.F., para caer en la
cuarta jornada por uno a cero en San Fernando.
La reforma del estadio Chapín obligó al Xerez C.D. a tener que jugar la primera parte del
campeonato en el estadio de El Palmar de Sanlúcar de Barrameda. El estreno no pudo ser
mejor, al imponerse el Xerez por uno a cero, gol de Mendoza al Sporting de Gijón,
posteriormente se ganó cero a uno al Extremadura y por dos a cero al Badajoz. En una
temporada en la que el Xerez rozó el ascenso a Primera División, que peleó hasta la penúltima
jornada en Huelva.

La temporada 2002/03 la comenzó ganando en el Martínez Valero, por cero a uno al Elche,
para posteriormente , empatar a dos en La Juventud con Las Palmas, vencer por uno a cero al
Sporting de Gijón, en Bahía Sur, donde el Xerez tuvo que jugar cuatro partidos, como
consecuencia de los altercados vividos en La Juventud la temporada anterior en su partido
contra la U.D. Salamanca. El siguiente partido se ganó uno a dos en Leganés, para
posteriormente imponerse al Albacete por uno a cero y al Ptvo. Ejido por cero a dos.
La campaña 2003/04 comenzó como dijo el entonces presidente José María Gil Silgado,
demasiado empatoso, ya que las primeras nueve jornadas se consiguieron siete empates, una
victoria y una derrota, siendo todos los empates a cero o a uno.

Un año más tarde el Xerez no recibió su primera derrota hasta la jornada úndecima, al perder
dos a cero en Mendizarroza con el Deportivo Alavés, hasta entonces había ganado uno a cero
al Málaga B., empatado en Salamanca a uno, ganado al Ejido por uno a cero y al Córdoba por
uno a dos. Luego llegarían tres empates a uno, en casa ante el Elche, en Valladolid y otra vez
en Chapín con el Tenerife. La buena racha continuó ante el Ciudad de Murcia, al que se impuso
por cero a dos, al Pontevedra por uno a cero y al Tarrasa por cero a uno.

En la temporada 2005/06 el Xerez hizo una primera vuelta impresionante, que parecía que
podía por fin acabar con el equipo en Primera División, pero la segunda parte del campeonato
fuera para olvidar. En toda la primera vuelta sólo se perdieron dos partidos, en la segunda
jornada en Almería por tres a cero y ante el Elche, en la jornada dieciséis ante el Elche, por uno
a dos. Destacando entre las victorias la conseguida en Murcia, ante el Ciudad por dos a seis.
Posteriormente en la 2006/07 se comenzó con cuatro victorias, cero a uno en Las Palmas, dos
a cero al Ciudad de Murcia, cero a dos en el Ejido y cinco a cero al Salamanca, para
posteriormente empatar a uno en Chapín con el Valladolid y perder dos a uno en Lorca.

Sin duda alguna la temporada más importante en la historia del Xerez llegó en la 2008/09 que
terminó con el ascenso a Primera División. Se empezó ganando al Alicante por cero a uno y al
Albacete por dos a uno, luego llegarían dos derrotas seguidas en Salamanca por dos a uno y en
Chapín ante el Córdoba por cero a uno. Tras empatar en Vallecas a tres, el Xerez comenzó su
remontada que culminaría en la penúltima jornada ante el Huesca, al que se ganó en un
emocionante partido por dos a uno y que supuso el ascenso matemático a Primera.

El comienzo en la división absoluta fue muy duro, con derrota en Mallorca, por dos a cero, en
Chapín, con el Ath. Bilbao por cero a uno, en el Bernabéu por cinco a cero y nuevamente en
Jerez con el Deportivo de La Coruña por cero a tres. El primer punto se logró en Cornellá al
empatar a cero con el Español. Nuevo empate, esta vez en casa a uno con el Málaga, siendo
Armenteros el primer futbolista azulino en hacer un gol en Primera y por fin la primera victoria
al Villarreal por dos a uno.

Del fútbol puramente profesional se pasó al semi-profesional en la temporada  2013/14,
que resultó caótica y que comenzó con cuatro derrotas consecutivas ante San Juan, cero a dos,
San Roque, tres a uno, Alcalá Guadaira uno a dos y Huelva B, tres a uno. Llegando en la quinta
jornada el primer triunfo tres a cero ante el Betis Deportivo.

La última temporada comenzó con un valioso empate a uno en Coria, para vencer en La
Juventud, al Puente Genil por dos a uno, empatar nuevamente a uno, esta vez en la ciudad
deportiva Luis del Sol, ante el Betis Deportivo a uno y nuevas tablas en La Juventud a dos goles
con el Conil. Llegando en la quinta jornada la primera derrota por dos a uno ante el Espeleño.

Por Rafael Romero Tarrío

Comentarios