La riqueza no se mide en dinero



El Jerez Industrial dio una lección señorial que será siempre recordada en la ciudad

Es un hecho irrefutable que el extracto bancario condiciona a todos los efectos nuestro efímero camino. En la mayoría de ocasiones, es el factor diferencial que distingue entre el todo y la nada, el que te da y, sobre todo, te quita. En un mundo en el que la globalización nos envuelve en una 'burbuja virtual' donde el capitalismo condiciona nuestra rutina hasta el punto de que vivamos para trabajar, y no trabajemos para vivir, los verdaderos filántropos están en peligro de extinción.

La solidaridad, que vive momentos complicados, sonríe con el bondadoso gesto que tuvo el pasado jueves el Jerez Industrial con el Xerez Club Deportivo. Dos clubes históricos de la ciudad que suman juntos más de 140 años y que demostraron que la rivalidad y el señorío no son incompatibles.  
Dicen que la grandeza no se cuantifica por lo que tienes, sino por lo que das. El equipo de la Copa y la Venencia, con sus limitadísimos recursos, organizó un encuentro donde se recaudaron 4.200 euros de taquilla que fueron íntegramente a las arcas del Xerez, tal y como así quería la entidad que preside Pedro Garrido. 

En los prolegómenos, los xerecistas entregaron a su rival botellas de vino de las 'Bodegas Dios Baco' y regalaron a modo de obsequio su camiseta oficial. Instantes antes del comienzo, jugadores de ambas plantillas posaron con una pancarta que rezaba #SOSXerez.



Los 90 minutos disputados fueron anecdóticos, porque el verdadero espectáculo estaba en la hermandad que se forjó en las gradas. Los pupilos de Juan Carlos Gómez llevaron el timón de la primera mitad sin generar ocasiones destacadas salvo sendos disparos de Yeray Jiménez y Juanma Aguilar que acabaron en los guantes del ex-xerecista Álex.

La segunda mitad fue más igualada. El Xerez lograría perforar la meta contraria con un tanto del debutante Brian que sería anulado. La intensidad subió y, acto seguido, fue Ricky el que rozó el gol.

El Industrial tuvo sus opciones con un disparo de Caballero al que reaccionó a tiempo Juanma Cámara y, especialmente, un tiro de Kevin que rozó Rosillo e impactó en el poste. 
Lo cierto es que cualquiera de los dos equipos pudo llevarse el gato al agua en los últimos minutos. Emiliano, jugador del Xerez B que cuajó una notable actuación, disfrutó de la oportunidad xerecista que sería replicada por Rosillo, quien también se topó con la madera.


Tras el pitido final se vivieron minutos emotivos en los que los 1.000 espectadores aproximados entonaron al unísono "Xerez hasta la muerte" , cuando empezaba a difundirse la noticia de que el milagro está más cerca. El anuncio de Luis Enrique que conmovió a España entera protagonizó el punto negro de una tarde que será recordada en los anales del panorama balompédico jerezano. 

Por Carlos López

Comentarios

  1. Siempre Jerez Industrial CF. Ánimo al más puro Xerecismo

    ResponderEliminar
  2. Desde Murcia ánimo y fuerza, lo conseguiréis.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario