"Algo se muere en el alma..."


De hacerlo, mañana no desaparecerá una SAD, lo hará un trozo de la historia y de la memoria colectiva de Jerez en los últimos 72 años. Desaparecerán esos penalties y esas carreras del Peñita en los prolegómenos de los partidos del Domecq; desaparecerá ese Chin Chin Catalina de los partidos próximos a Navidad; desaparecerán esas banderas con el escudo del Xerez CD ondeando en los balcones de la ciudad. 

Yo empecé a ir a ver al Xerez CD como nieto, luego seguí haciéndolo muchos años como hijo y sobrino, en mi juventud lo hice como amigo, y como novio, más tarde como marido y como padre, siempre he soñado poder hacerlo como abuelo, ojalá se pudieran dar las circunstancias. 

Si llega a suceder, no habrán servido de nada entre otros, el gol de Poyatos ante el Ceuta en Domecq, ni el encierro de los jugadores en el mítico campo de la Avenida de Méjico, ni las galopadas de Mesa por la banda, ni las fintas, los regates y los goles de Dante Sanabria, ni la clase y el pundonor de Drago Cakic, ni el gol de Fernandito Román a la Gramanet, ni los dos golazos de Mena ante el Toledo, ni el año del exilio en Sánlucar inaugurado con ese zapatazo con el alma de Jesús Mendoza, ni los goles salvadores de Yordi, ni el arte derramado por Antoñito, ni el ascenso contra el Huesca, ni el cabezazo de Juanito Benitez Ramos a la red aquella mañana en Lora. 

Mientras escribo esto lloro de rabia e impotencia y pido perdón a mi abuela, aquella que sorda perdida ponía el transistor a todo volumen para escuchar la retransmisión de cada partido, pido perdón a mi tío político Juan Manuel Muñoz, pido perdón al Peñita, a Manolito el del Huerto, a mi abuelo, a Paco el del quiosco de la Porvera, al Matarratas y a todos aquellos seguidores del Xerez CD que ya no están con nosotros por dejar que se pierda ese legado que en forma de amor a unos colores nos transmitieron. Pobre del pueblo que deja morir su historia y que no lucha por su legado. Por mí, por ellos, por todos. #SOSXEREZCD.

Por Pedro Marchante

Comentarios