"A tan solo 24 horas..."


A tan solo 24 horas del juicio final, los recuerdos embriagan más que cualquier botella de vino. No tenemos asimilado que el de hoy pueda ser tu último partido, y no queremos prepararnos para ello. 

Resuenan en mi cabeza los acordes de esa canción de "volverá..." que entona 'El Canto del Loco' y tan bien refleja el sentimiento xerecista. Este sendero de 6 años por el desierto siempre ha estado teñido por la ilusión que teníamos de volver a verte entre los tuyos, entre los grandes. 

A veces, cuando las fuerzas flaqueaban, confieso que me planteaba en silencio si todo esto merecía la pena; si verdaderamente seríamos capaces de ganarle el pulso al destino y revocar lo que parecía irrevocable. Después, recordaba todo lo que hemos luchado por mantener tu pulso. El esfuerzo depositado hasta el día de hoy es tan grande que ni siquiera puede llegar a medirse, y la resistencia no puede ser en vano.

Son tantos los momentos que nos has hecho vivir, que hemos aprendido contigo más que con cualquier otro. Son tantas las veces que hemos llegado afónicos a nuestras casas, que te entregaríamos nuestra voz si hiciera falta. Son tantas las personas que te han acompañado en el camino, que el cielo hoy brilla con más fuerza que nunca a sabiendas del 'empujón divino' que necesitas. 

Hoy no podré acompañarte en La Juventud junto a tu familia, pero hay una voz dentro de mí que me dice que el domingo nos reencontraremos. Hay muchas cosas que han cambiado, pero una promesa sigue intacta, la de acompañarte hasta el fin de los días; pero que sean de los míos, Xerez, no de los tuyos. 

Por Carlos López

Comentarios