La vida sigue igual

         (Fotografía de Rafael Romero Tarrío)

El Xerez Club Deportivo volvió a sufrir una remontada ante el líder de la categoría

No pudo estrenarse Antonio Calle con victoria en su debut extraoficial. El madrileño, que no pudo dirigir desde el banquillo a su equipo, dio indicios de lo que espera que se vea de su equipo a largo plazo. El Deportivo cambió la imagen de sus últimos compromisos y apretó de lo lindo arriba realizando una presión alta que asfixió a la zaga utrerana. En el aspecto ofensivo, se apreció una mayor verticalidad con la presencia de unos extremos por los cuales pasaban todos los balones. No obstante, el Xerez no pudo evitar sufrir una nueva remontada, un hecho que por desgracia se está repitiendo en exceso durante la temporada.

Ningún equipo ha demostrado ser claramente superior al Deportivo a lo largo de las treinta y tres jornadas disputadas. En el caso del líder no cambió la coyuntura. El Xerez fue altamente superior en la primera mitad ante un conjunto que no justificó su privilegiada clasificación. Al igual que ante el CD Gerena y Sevilla C, el comienzo del partido fue favorable para el conjunto azulino. A los cinco minutos, Amin provocó un clamoroso penalti que Sergio Narváez convirtió desde los once metros.

Debían aprovechar los locales la ocasión para generar una mayor ventaja, aunque no fueron capaces de aumentar la renta. David Narváez y Ezequiel Arana, con sendos disparos escorados, estuvieron muy cerca de sorprender al meta Ayala. La nota negativa de la jornada la protagonizó el capitán Isra, quien tuvo que ser reemplazado tras quedar maltrecho en una desafortunada acción. Habrá que esperar la valoración médica y seguir su evolución.

El Utrera finalizó el primer periodo de la misma manera en la que comenzó el segundo, atacando. Un error en el paso del joven cancerbero Lutzardo propició que Ayala tuviera en sus botas la opción de empatar, pero su chut salió escasos centímetros por encima del arco. La igualada llegaría nada más reanudarse el partido en una jugada en la que el buen hacer del portero xerecista, que impidió el gol de Titi en primera instancia, no sirvió para evitar un tanto que firmaría Pablo Haro al recoger el rechace. 

El empate trajo consigo una fase de igualdad que a lo largo que avanzaba el partido se fue decantando a favor de los pupilos de Jepa Galván. Tal y como lleva sucediendo durante toda la temporada, el Xerez vio como nuevamente le remontaban un partido que comenzó de manera favorable con el gol de Titi a veinte minutos de la conclusión.

No obstante, los xerecistas no se dieron por vencido y lucharon hasta el final. Yeray, con un remate de cabeza en el área pequeña y un intento de volea, tuvo en sus botas sendas opciones de rescatar un punto en el tramo final. Las constantes pérdidas de tiempo y el desquicio ocasionado por la escuadra visitante provocó que Parra viese la segunda cartulina amarilla en el tiempo de descuento. Lutzardo rubricó su debut en la última jugada al evitar con su pie que Plusco hiciese el tercero en un uno contra uno.

Derrota que podía entra en los planes del conjunto azulino pero que no por ello deja de ser inmerecida. El Xerez queda situado en una cómoda posición (undécimo) a nueve puntos de descuento pero no debe cometer el error de confiarse en exceso. El próximo domingo no se puede fallar a domicilio en la cita ante un rival en apuros como es el CD San Roque de Lepe.
Por Carlos López

Comentarios