Ultimátum de Nene Montero


El partido de ayer fue la gota que colmó el vaso del técnico malagueño. Después de estar más de un mes sin poder sentarse en el banquillo, Nene Montero ha decidido dar un paso al lado hasta que se la situación se resuelva. El míster azulino tomó ayer la palabra y manifestó que "hasta que no se resuelva el contencioso no volveré a presenciar los partidos, en estas circunstancias no viajaré a Lebrija."

Después de llegar a un acuerdo con Juan Pedro Ramos llegó el turno de Julio Pineda, quien reclama con todo su derecho la parte que le corresponde , una cantidad que ronda los 5000 €. Los mandatarios de la entidad pretenden realizar un fraccionamiento de la deuda, una acción que a Pineda no parece convencerla. Mientras tanto, el club lleva desde el 7 de octubre, último encuentro del anterior cuerpo técnico, sin presentar entrenador en sus partidos.

El veterano entrenador actual del Xerez Club Deportivo argumentó que, "por ética, me veo obligado a parar y esperar unos días hasta que se resuelva el proceso, he aguantado ya 8 partidos. Asistiré a los entrenamientos de manera presencial pero no los dirigiré. Estoy muy contento de estar aquí y tengo fe en que tiremos para arriba en la tabla, pero yo necesito estar en el campo con mis hombres. Espero que ambas partes pongan de su parte y se entiendan de una vez por todas".
Por Lucas Caballero

Comentarios