Un partido a vida o muerte


Lo que nadie quería que pasara, ha sucedido. El Xerez CD no ha conseguido eludir los fantasmas del descenso que le llevan acompañando durante buena parte de la presente temporada y deberá jugársela prácticamente al "todo o nada" ante el CD San Roque de Lepe. Los leperos viajarán con sus deberes hechos (solo una remotísima carambola les haría perder la categoría), pero a nadie se le escapa los sucesos extraños que toman presencia a estas alturas de liga, donde muchos equipos compiten como si les fuera la vida en ello, que es lo que deben hacer, pero el recuerdo de Lora sigue aún muy presente en todos los xerecistas.

Los fieles aficionados, que a pesar del mal horario seguro que no se perderán el choque,deberán estar pendiente a lo que suceda el mismo domingo a partir de las 12:00h del mediodía en Utrera. Si el Espeleño no es capaz de vencer a domicilio, los azulinos conseguirían salvarse matemáticamente en caso de sumar los tres puntos. De no ser así, nos adentraríamos en una muy fea tesitura en la que el Xerez se jugaría la vida ante el mejor equipo de la competición, el Cádiz B.

El partido se disputará este domingo a las 18:30 en El Torno. Además de que el equipo está entrenando allí un par de días semanales, el pequeño roce que hubo la semana pasada con un sector de aficionados del CD Guadalcacín ha empujado a los xerecistas a repetir escenario.

Ha sido una temporada tremendamente dura que ha alcanzado su punto álgido con el revés que toda la familia azulina sufrió el pasado fin de semana con la reciente pérdida de Juan Miguel Romero, utillero de la plantilla, conocido por todos como "Matarratas". El club pretende conseguir la victoria este domingo como homenaje hacia su persona y dedicarle la permanencia, tal y como reza el que será el último cartel de la temporada como local del XCD. Conjura en el seno del Deportivo para conseguir una de las salvaciones más costosas de la historia de la entidad.





Comentarios