Al punto final le seguirán dos puntos suspensivos...

                                                                                                    (Fotografía de Alejandro Jiménez)

El Xerez Club Deportivo desaprovechó la opción de sellar prácticamente su permanencia ante el colista. 

Tras perder la oportunidad de dejar sentenciada la salvación, los xerecistas tendrán que seguir en la pelea durante algunas semanas más.

Al comienzo del encuentro los xerecistas demostraron su señorío luciendo una pancarta de la mano de los más pequeños en honor a Gabriel Cruz y guardando un emotivo minuto de silencio.


Los sevillanos, sin nada que perder, llevaron la manija del encuentro durante toda la primera mitad. Se mostraron más intensos y ordenados, y esto en un campo pequeño como el del Guadalcacín es vital.

El buen juego inicial de los de Castilleja de la Cuesta se transformaría en gol con una gran internada de Manu que aprovecharía Plata para batir a Zamora, cumplido el primer cuarto de hora de encuentro.

Quedaba un mundo por delante, pero los jugadores visitantes sabían que tenían que aprovechar la renta como fuera. Resulta destacable que comenzaran tan pronto a intentar contar el ritmo del partido. Sin ir más lejos, Manu vio una amarilla en el minuto 20 por este motivo.

El Xerez llegaba se acercaba poco por el área de Josemi, pero cuando lo hacía generaba peligro aprovechando la calidad de los suyos en línea ofensiva. Juan Benítez y Javi Falcón estuvieron cerca de marcar en sendas faltas, pero la más clara fue un cabezazo, como no, de Carrión que sacó Alfonso bajo palos.

A pesar de las intermitentes acometidas xerecistas, el Castilleja era el que más cómodo se encontraba sobre el maltrecho césped del Fernández Marchán. Manu, también de falta, se topó con el palo en el minuto 35. Sin que los azulinos lograsen recuperarse del susto, Plata aprovechó la salida de Zamora y aumentó la ventaja con una vaselina. Auténtico jarro de agua fría a escasos instantes del descanso.

Otra historia podría haber sido si Javi Falcón, a puerta vacía, hubiese recortado distancias en el minuto 44. El extremo recibió un buen pase de Guille y cuando estaba a placer mandó el cuero al travesaño.

La parroquia local recuperaba la esperanza cuando Manu era expulsado después de un encontronazo con Isra. El infractor tuvo que ser retirado agarrado por sus compañeros, ya que si de por él hubiera sido hubiera tenido sus más y sus menos con el colegiado.

Entre la intensidad y agresividad hay una delgada línea que sobrepasaron los visitantes. Dos minutos más tarde de la agresión a Isra, fue Martín el que acometió un brutal plachazo sobre Chato, encendiendo los ánimos de la grada. El lateral, tremendamente dolorido, tuvo que retirarse con la ayuda de la fisioterapeuta Lupe y algún aficionado, ya que no podía apoyar el tobillo.
El técnico visitante retiró inmediatamente a Martín evitando de esta manera lo que parecía irremediable, que el jugador viese la segunda cartulina roja de los suyos.

Como suele pasar en este tipo de duelos, el que va por debajo intentó hacer todo lo que no hizo en los últimos diez minutos. Fue en ese corto periodo de tiempo cuando vimos la mejor versión del Xerez, que comenzó a elaborar jugadas y sobre todo ocasiones de gol. Juan Benítez, en primer lugar, y luego Guille estuvieron muy cerca de hacer diana. Antes de que José Vega disparara con todo, a escasos tres metros del arco, y Josemi realizara la mejor parada del choque.

El tanto acabaría llegando, pero demasiado tarde. José Vega botó magistralmente una falta que Pedro Carrión cabecearía al fondo de las mallas. El árbitro descontó cuatro minutos, pero los visitantes tiraron de oficio y agudeza para evitar que sucediese nada destacable.

Finalmente, derrota justa que servirá para dar un toque de atención al equipo jerezano tras las dos últimas victorias. A pesar de eso, la situación clasificatoria no es para nada mala y solo una auténtica catástrofe haría que el Xerez CD no continuase la próxima temporada en Tercera División.

CLAVES DEL PARTIDO

1-Intensidad.

Sin duda es la palabra que más están repitiendo entrenadores y periodistas. En categorías como estas no prima la calidad, sino el esfuerzo. El Castilleja, a pesar de ser el último clasificado, demostró ser el que más ganas tenía de llevarse los puntos. Y así acabaría sucediendo.

2- Desacierto xerecista.

Día para olvidar en todos los aspectos de todos los integrantes del conjunto jerezano. Intentaron reaccionar en la segunda parte pero las prisas no son buenas consejeras y llevaron a constantes imprecisiones y precipitaciones que hicieron que la tarea resultara imposible.

3- Falta de concentración inicial.

Como lleva sucediendo durante toda la temporada el Xerez recibió nuevamente un tempranero gol, que en este caso dio alas a los visitantes. El Pirata no escatimó en hacer referencia a este hecho y reconoció tener esa carencia que hay que corregir cuanto antes.

¡A DESTACAR!

😃El Xerez volvió a demostrar su humanidad luciendo una bonita pancarta, con la ayuda de los Hools, en honor a Gabriel Cruz. Participaron también los alevines, que ya demostraron su solidaridad con este hecho la semana pasada en su partido.

😃 A pesar de que el gol no sirviera para remontar el partido, hace que Pedro Carrión siga como "pichichi" de la categoría junto a David Camps. Toda una auténtica hazaña a sus 40 años.

😡El fuerte golpe que recibió Chato fue la nota negativa del choque. Parece que todo ha quedado en un susto, pero habrá que esperar unos días para ver la evolusción del lateral.

😡 Este es el segundo partido que gana el Castilleja lejos de su feudo y los dos han sido en el mismo escenario, ya que la primera victoria fue ante el Guadalcacín. Bromeaba el míster diciendo que pedirían también al Guada la cesión de las instalaciones.

Comentarios