La cara oscura del fútbol


La increíble victoria de ayer del Xerez en Algeciras quedó ensombrecida por los lamentables accidentes ocurridos en los aledaños del estadio.

El autobús xerecista ya se topó en su llegada al Nuevo Mirador con más de media centena de ultras algeciristas que se encontraban de convivencia previa al partido. Hasta aquí todo normal, algún que otro insulto y corte de manga sin que fuera la cosa más allá.

Como medida de precaución, algunos miembros del entorno xerecista decidieron llamar a la policía para alertar de la presencia de estos radicales y advirtiendo del posible enfrentamiento que podría producirse si estos esperaban a los aficionados jerezanos.

Desde que comenzó el encuentro se apreciaba que algo raro estaba pasando debido a la ausencia en la grada de los hinchas locales y los peores presagios se confirmaron cuando toda preferencia se puso en pie con el partido en juego para observar cariacontecida el lamentable bochorno ocasionado.


Lo que ocurrió es que a pesar de ser avisada, la policía no estaba presente cuando una veintena de seguidores azulinos, miembros de los "Hools XCD", llegaron al lugar del encuentro. Los jerezanos fueron agredidos por más de 50 energúmenos, sufriendo el destrozo de uno de sus coches y el robo de una muleta.
Una vez se presenciaron las fuerzas del orden público decidieron que tras haber realizado un viaje de 100 kilómetros los afines al Xerez tenían que volver a su ciudad para evitar males mayores.

Una lacra presente aún en nuestro fútbol que no representa el comportamiento de la verdadera afición del Algeciras, que en todo momento mandó apoyos y se mostró muy cercana a todo el entorno xerecista.

Queremos mandar ánimos a todos los seguidores azulinos afectados y reconocer la gran labor que realizan por su club. Allá donde juegue el Xerez CD, siempre estarán los "Hools XCD".

                                                                                                             (Foto de Hools XCD)

Comentarios