La incertidumbre por bandera


Vicente Vargas, como cada viernes, daba la rueda de prensa previa al partido del fin de semana. El técnico ha mantenido la premisa cada vez que atendía a los medios de comunicación de centrarse únicamente en el apartado que le corresponde, los asuntos estrictamente deportivos, aunque hoy no le ha quedado otra opción que mostrar su sensación sobre los últimos acontecimientos ocurridos.

Como ya sabéis, Afición Xerecista decidió esta semana dar un paso al lado para que un grupo socios se encargue de manejar la gestión del club con vistas a salvar decentemente la temporada. El entrenador xerecista, que transmitía cierta estupefacción, no ocultó su tristeza ante la marcha de este grupo de personas: "Me da muchísima pena que se vayan. Tenemos que agracerles que el club siga vivo a día de hoy. Ellos han hecho aquí más que nadie, se han dejado su tiempo y dinero. Hay que ser generosos y reconocer su labor".

Al parecer, al técnico jerezano, que se reunió ayer con Eloy Angulo, ex jugador del Valencia y Xerez, entre otros, le han confirmado su continuidad al frente de la primera plantilla, aunque éste no parecía estar del todo convencido: "Se me ha comunicado que seguiré siendo el entrenador hasta final de temporada, veremos si eso es así. A lo mejor las personas que vienen de fuera están más preparadas. Como yo me llamo Vicente Vargas, soy de Jerez, paseó por Jerez, me tomo mi café en la calle y soy bastante cercano, parece ser que puedo saber menos que los que vengan de otro sitio."

El objetivo prioritario es conseguir el desbloqueo antes de que expire el plazo, día 31 de enero. Futbolistas como Polaco, Hedrera y Narváez han tenido que salir en busca del dinero que aquí no reciben, y no se descarta que otros futbolistas opten por seguir el mismo camino. En la tarde de ayer, tras conocerse oficialmente la noticia del cambio de directiva, los jugadores, sumergidos en la incertidumbre, exigieron las explicaciones convenientes que se les dará esta noche en una reunión. Más de una hora estuvieron técnicos y futbolistas charlando en vestuarios antes de saltar al terreno de juego. "Ayer empezamos más tarde porque estuvimos hablando en la caseta. No podemos olvidar que a la plantilla se le debe mucho dinero. Después retomamos el entrenamiento, están actuando como lo que son, unos grandes profesionales".

Es casi una utopía pensar que el equipo pueda traer algo positivo de su visita a "El Palmar". Al buen momento atravesado por el Atlético Sanluqueño, se le suma el caótico panorama con el que tiene que lidiar el entrenador xerecista. "Acudimos el domingo a Sanlúcar con once jugadores, tenemos que llevar a cinco juveniles, y encima José Vega no está para nada bien. Estamos en cuadro, no vamos bajo mínimos, sino con lo siguiente."

Comentarios