"Y AL SÉPTIMO DÍA RESUCITÓ..." ANÁLISIS LEBRIJANA-XEREZ

El Xerez Club Deportivo obtuvo la ansiada victoria que tanto perseguía al séptimo partido ante la UB Lebrijana por 1-3.
3 puntos de oro debido a la dificultad que acarrea puntuar en el Municipal de Lebrija, y que sirven para encarar de la mejor manera posible esta peculiar semana en la que se disputarán tres partidos en siete días.



En algunos tramos de la primera mitad vimos un Xerez que nos recordaba a aquel equipo que consiguió la temporada pasada el ascenso. No nos cansamos de repetirlo, a estos futbolistas da gusto verlos jugar cada vez que se ponen a tocar el balón, contamos con unos jugadores de extraordinaria calidad en el centro del campo como Alberto, Narváez y Polaco. Siempre que estos están inspirados, los rivales acaban mareados.



Cabe recalcar el sufrimiento innecesario vivido debido al transcurso del encuentro.
El partido no podía estar más de cara al descanso, ventaja de dos goles y una superioridad numérica importante tras dos expulsiones locales. Pese a eso, tras no conseguir aprovechar las ocasiones para sentenciar, el conjunto azulino acusó excesivamente los nervios de no haber conseguido ningún triunfo hasta la fecha, y a punto estuvo de pagarlo caro.
Una expulsión innecesaria, por una dura entrada de David Polaco en el mediocentro, y un penalti tras una mala salida de Álex García, estuvieron cerca de empañar el trabajo realizado durante todos los minutos anteriores.




Aunque se supo aguantar en los instantes finales y buscar la oportunidad al contragolpe. Uno de ellos, protagonizado por Carrión, sirvió para darle la estocada a los jugadores entrenados por Joaquín Hidalgo.




Como cada semana, os traemos las claves del partido:

1-Puesta en escena del Xerez.
Desde el primer minuto el conjunto azulino salió con las ideas claras y mostró sus credenciales al rival.
El tempranero gol sirvió para llevar el partido al terreno que quería el equipo de Vicente Vargas.
Tuvieron que pasar más de 20 minutos para ver a los lebrijanos acercarse por la portería de Álex García.
En este periodo si se apreció un equipo bien trabajado, que sabía lo que hacía en todo momento.

2-Expulsiones.
Sin que sirva para quitar mérito, puesto que el Xerez ya iba 0-2 antes de ninguna expulsión, pero es un factor que condicionó completamente los minutos restantes.
En la primera mitad los locales perdieron el norte, dos expulsiones y unos jugadores y cuerpo técnico totalmente desquiciados. Los xerecistas no tuvieron suerte a la hora de sentenciar el partido y tuvieron que hacer frente al orgullo de su contrario, digno de admiración, que para nada se dieron por vencidos.

3-Solidez defensiva.
Uno de los problemas en anteriores choques, subsanado en la matinal del domingo.
El equipo sevillano renunció al centrocampo e hizo uso del juego directo, innumerables balones colgados al área que no dejaron respirar a la zaga xerecista, compuesta por Dani Hedrera y Paco Borrego como centrales, y laterales ocupados por Guerrero y Gonzalo.
Casi todos las jugadas aéreas las ganaron los pupilos de Vargas.



CARA Y CRUZ DEL PARTIDO
😀Este esperado triunfo debe aportar a la plantilla y afición la tranquilidad necesaria para hacer frente a los demás compromisos. Los futbolistas se sentirán más liberados y podrán sacar la mejor versión de ellos mismos. Esperemos que esta victoria confirme el cambio de dinámica.

😀Como apuntábamos en el partido del Algeciras, una vez que Pedro Carrión enciende la mecha suele dejar su sello cada semana. Hemos vuelto a ver a ese jugador referencia en ataque, capaz de crear peligro de la nada y que se sacrifica al máximo por sus compañeros.
Si el tiburón recupera el olfato los triunfos se hacen más sencillos.

😠En los últimos minutos del partido los xerecistas, en superioridad numérica, se vieron superados por los rivales, bien pudo cambiar la cosa si Alaim hubiera marcado en el cabezazo que tuvo en el minuto 83, por suerte se fue por poco.

😠David Polaco, futbolista importantísimo que venía de cumplir sanción, volvió a ser expulsado por segundo partido consecutivo. Además de la sensibilidad de la baja, se sigue con la mala costumbre de acabar en la mayoría de los partidos con un jugador menos.


Comentarios