¡Pibe, qué bueno que viniste!


El arquero argentino mantuvo el pulso del Xerez en el partido con sus intervenciones

Cuando un portero suele ser protagonista de una crónica siempre suele ser sinónimo de imbatibilidad y, por ende, victoria de su equipo. Ambas premisas fueron refutadas por el argentino Navarro Montoya sobre el tapete de La Granja, quien fue un auténtico seguro de vida en la retaguardia. El guardameta xerecista apareció cuando más lo necesitaba el Deportivo y detuvo un penalti que aupó a sus compañeros a conseguir un triunfo que deja a 4 puntos la zona de descenso.

Juan Carlos Gómez, que recuperaba a Borja Jiménez para la cita, sorprendió prescindiendo del delantero guadalcacileño y repitió el mismo once inicial que puntuó en el Ciudad de Lucena. Los locales, que salieron al campo intentando llevar la iniciativa y mantener la posesión, gozaron de la primera ocasión del encuentro con un chut desde el perfil diestro de Cristian Tejero que detuvo Isco. El extremo sanluqueño nuevamente fue de los jugadores más destacados del conjunto azulino.

El Coria CF no se encontraba cómodo sobre el verde y dependía exclusivamente de las individualidades de sus futbolistas. La joven promesa Juanito, pretendido tanto por Real Betis como Sevilla FC, intentaba generar peligro y generó un saque de esquina envenenado que despejó Montoya; en segunda instancia, el mediocentro regateó magistralmente a los zagueros azulinos y se encontró nuevamente con el muro argentino.

El Xerez CD pudo irse con ventaja al descanso. Fran Sabaté protagonizó la acción ofensiva más clara de su equipo tras recibir un pase de Yeray dentro del área y patear un balón que impactó con el lateral de la red. Además, el propio Sabaté botó un córner en el que la pelota quedó muerta dentro del área pequeña y Dani Jurado cayó cuando se disponía a empujar a gol; el colegiado no estimó punible la jugada.

En la segunda mitad el cuadro ribereño parecía otro. Los sevillanos salieron con una marcha más y gozaron de oportunidades muy claras para marcar. El primero en avisar fue Juan Gómez, que se acomodó el cuero en la frontal del área y se encontró con la respuesta monumental de Montoya. En el córner correpondiente, el delantero Gonzalo mandó a las nubes el balón cuando estaba con todo a placer.

El asedio coriano no cesaba y dispusieron de la jugada más destacada del partido para marcar. Gonzalo regateó a Navarro Montoya, no logró asociarse con ningún compañero, pero acabó siendo derribado por el lateral xerecista Gonzalo y el colegiado decretó la pena máxima. Cuando el partido se ponía cuesta arriba, Navarro Montoya se vestiría de santo deteniendo el penalti y provocando el furor de la afición.

Dicha acción desembocó el empuje de la grada y sacó las garras de un Xerez Deportivo que no fue capaz de perforar la portería contraria en el mano a mano que dispuso Fran Sabaté ante Isco. Sin embargo, un cambio de orientación del centrocampista sevillano propició el gol de Cristian Tejero en el minuto 64.


El gol cambió totalmente la dinámica de la segunda parte y el Xerez CD pasó de ser dominado a dominador. Defendió con uñas y dientes la renta obtenida y hasta pudo sentenciar con un cabezazo de Revuelta que detuvo Isco. Con el pitido final, la locura se desató en La Granja entre equipo y afición celebrando una victoria balsámica que sirve para distanciar en 4 puntos al CD Pozoblanco e inyectarse una dosis de confianza para volver a Chapín a defender el escudo que tanta gloria le dio.

FICHA TÉCNICA:
Xerez CD: Navarro Montoya, Gonzalo, Jurado, Revuelta, Ezequiel, Iván Romero, Ángel, Fran Sabaté (Quirós, 83'), Cristian, Yeray y Ricky (Borja, 61').
Coria CF: Isco, Alvi, Feito, Cristian, Diego (Toro, 77'), Rojas, Dani (Joselito, 60'), Carlos, Gonzalo (Pablo, 60'), Juanito y Juan Gómez. 
Goles: 1-0 (Cristian Tejero, minuto 64).
Árbitro: José Álvarez Rodríguez (colegio onubense). Por parte del Xerez vieron amarilla Ángel, Gonzalo, Revuelta. En el Coria fueron amonestados, Juanito, Rojas y el entrenador Cachola.
Incidencias: Encuentro correspondiente a la 28ª jornada del grupo X de Tercera división disputado en el Municipal de La Granja ante unos 800 espectadores en una gélida tarde de domingo. Al comienzo, se guardó un minuto de silencio en memoria del primo de Vicente Vargas.

Comentarios