Lo que no te mata te hace más fuerte

Eduardo Rabaneda

El Xerez resucitó venciendo al mejor visitante de la categoría

"Soy como el junco que se dobla pero siempre sigue en pie" rezaba Dúo Dinámico en la mítica canción 'Resistiré' que los xerecistas han hecho lema de vida. Porque no hay un equipo en toda España que tenga más problemas y más ganas de querer vivir que el Deportivo. El fútbol, el xerecismo sufridor auténtico, adquiere sentido por tardes como la que se vivió el pasado domingo en La Granja. El Xerez CD, que temió no poder competir ante la AD Ceuta con el paso al lado de Afición Xerez CD, volvió a resurgir de sus cenizas de la mano de la nueva Comisión de Aficionados y derrotó al equipo con mejores números a domicilio de la categoría;  se cumplían 6 meses del único precendente andaluz con derrota de los caballas.

Tuvo que hacer malabares Juan Carlos Gómez para confeccionar un once inicial que sufría una vez más numerosas bajas. El jugador del filial Iván Caballero partió como titular e Iván Romero actuó en el lateral izquierdo. Pese a todo, el Xerez salió con la intención de ser dominador del partido y avisó primero con una internada de Kevin Balongo que no logró finalizar. 

Pasado el primer cuarto de hora avisó la AD Ceuta con una doble oportunidad muy clara. David Castro lo intentó desde lejos sin fortuna y, acto seguido, Iván Caballero tendría que hacerse grande sobre la línea de gol para despejar bajo palos el tiro de Camps. Querían más los de José Juan Romero y Benji, que se benefició de un rebote con Dani Jurado, erró en el uno contra uno ante Juanma Cámara. Su tiro rozó el poste derecho.

Todo llega para quien sabe esperar y Borja, desde el centro del campo, inauguraría la locura en La Granja con un espectacular golazo. El delantero nacido en Guadalcacín observó que Romero estaba adelantado y desde el punto del saque inicial imprimió la parábola perfecta al cuero para superar a Romero y poner al Xerez por delante.


Ganar a equipos de la talla del Ceuta pasa por exprimir al máximo tus oportunidades y minimizar las del rival. Juanma Cámara, que cuajó una sobresaliente actuación, demostró galones deteniendo el chut lejano de Benji y el ajustadísimo intento de Ismael. Dos intervenciones providenciales para mantener la ventaja del conjunto azulino en el descanso.

El comienzo de la segunda mitad apagó al Ceuta y el Xerez, que apuraba cada centímetro en líneas defensivas, jugaba su papel esperando alguna oportunidad al contragolpe. Todo parecía empezar a torcerse cuando Juanma Cámara se resentía de su tobillo y, entre lágrimas de impotencia, debía abandonar el terreno de juego apoyado en el hombro de Fran Corrales. Llegaba el turno del argentino Navarro Montoya, que disputaba sus primeros minutos con la azulina y a las primeras de cambio realizó una descomunal parada para repeler con la ayuda del travesaño el remate de Nané. Posteriormente, Ismael no acertó libre de marca en el área en otra clara ocasión visitante.


Las tarjetas e interrupciones restaban ritmo a un partido que, de buenas a primeras, fue momentáneamente suspendido por unos supuestos insultos de un reducido grupo de espectadores a jugadores ceutíes que recogió el colegiado Lafuente Sánchez en su acta. Transcurrieron 15 minutos hasta que se reanudó la contienda con la llegada de la Policía Nacional y la incertidumbre era mayúscula. Sin embargo, el 'coitus interruptus' benefició a un Xerez que pudo tomarse un respiro de cara a la recta final.


Se reanudó la contienda y Navarro Montoya volvió a demostrar reflejos con una notoria intervención que, en el rechace, convertiría Camps en posición antirreglamentaria, por lo que el tanto no subió al marcador. No se podía ganar de otra manera que no fuera a la épica y los xerecistas tuvieron que recurrir a ella para afrontar los últimos compases en inferioridad numérica debido a la expulsión de Alejandro Revuelta. Para colmo, el árbitro prolongó excesivamente el choque añadiendo nada menos que 8 minutos. Sin embargo, en contra de lo que podía parecer, la rúbrica jerezana llegaría en el descuento con un contragolpe letal de Ricky que David Castro desviaría hacia el interior de su propia portería desatando la euforia colectiva en toda  la barriada de La Granja.

Triunfo que da vida a un Xerez Deportivo que sabía que el Córdoba 'B' había cumplido y, de no vencer, hubiese entrado en puestos de descenso. Los 3 puntos le sirven para aventajar en 2 puntos la zona peligrosa y superar a otro rival directo como el CD Gerena. Un hecho impensable hace escasos días para cualquier equipo, menos para el Xerez.

FICHA TÉCNICA:

Xerez CD: Cámara (Navarro Montoya, 65’), Gonzalo, Revuelta, Jurado, Iván Cabalero, Ángel, Iván Romero, Cristian Tejero (Yeray, 95'), Fran Sabaté, Kevin Balongo (Ricky, 85') y Borja. 

AD Ceuta: Romero, Guti (Pliego, 79'), Pozo, Víctor, Benji, David Castro, Ismael César, Chakir, Nané (Cristo, 75’), Carracedo y David Camps. 

Goles: 1-0 (Borja, minuto 30); 2-0 (David Castro en propia puerta, minuto 92) 

Árbitro: Fernando Lafuente Sánchez (colegio sevillano). Por parte local amonestó a Cristian, Sabaté, Caballero, Jurado, Ángel y expulsó a Revuelta, Juan Carlos Gómez y Jose Ortega. En la AD Ceuta vieron amarilla David Castro, Romero, Nané y fue expulsado el guardameta suplente Arturo.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la 24ª jornada del grupo X de Tercera división disputado en el Municipal de La Granja ante 750 espectadores aproximados. En los momentos previos, Julio Pineda acompañado de Peya realizó el saque de honor en memoria de ambos padres de los citados.  El colegiado detuvo el partido 15 minutos en el 75´ por supuestos insultos a algún jugador visitante a pesar de que el propio conjunto caballa no quería dejar de jugar. 

Comentarios