Cuando un árbitro es el protagonista...

(Fotografías de Eduardo Rabaneda)

El Xerez salió claramente perjudicado de la Ciudad Deportiva 

En un deporte en el que juegan 11 contra 11, cuando el protagonista es el señor del silbato, es que algo no ha ido bien. Partiendo de la base que todos somos humanos y podemos equivocarnos, Alfredo Vázquez Hidalgo cruzó la línea que separa la inflexibilidad del protagonismo en el enrevesado mundo arbitral. El más que riguroso penalti señalado al Xerez con el tiempo más que cumplido en la primera mitad, con expulsión incluida, y la clamorosa caída de Brian en el 93´ que no estimó punible lo justifican.

Y eso que, a pesar del ajetreo inicial con el lío de los campos, el Xerez comenzó el partido con una marcha más metida. Los de Juan Carlos Gómez, que repitieron defensa de 3, dominaron a su rival durante buena parte del primer periodo y en el 10´ inauguraron el marcador con una larga jugada de posesión que Brian culminó a la perfección lanzando raso al palo derecho de Adrián.


Las opciones visitantes no cesaron, aunque ni Verdú de falta ni Juanjo desde la frontal lograron poner tierra de por medio. A partir del 35´, los hispalenses comenzaron a enlazar jugadas de ataque y la figura de Miguel Guerrero se emergió para desbaratar sendas acciones de Bernal. No obstante, el Sevilla lograría en un descuento inexpicable (apenás se perdió tiempo) lo que no hizo en 45 minutos gracias a un más que riguroso penalti de Revuelta que, por si fuera poco, tuvo que marcharse expulsado. Bernal marcó y de nuevo los jerezanos se veían obligados a remar a contracorriente.


Entre la inexperiencia de Quique Ríos y una regla no escrita entre los colegiados: "la ley de la compensación", ambos equipos igualaron la fuerza numérica al reanudarse el partido. Fueron en esos minutos cuando más asediaron los xerecistas, que disfrutaron de hasta tres opciones claras para adelantarse. Sabaté, que se topó con Adrián, y Verdú en dos ocasiones alteraron el pulso del centenar de aficionados presentes tras las rejas del Campo 2, pero la suerte les fue esquiva.

Y, cuando más apretaba el Xerez, llegó el zarpazo local. Isaac, que no fue capaz de batir anteriormente a Miguel Guerrero, se deshizo de los rivales tras una pared con Vacas y remontó el encuentro.

La parroquia xerecista no se rindió y lo intentaría a la desesperada hasta el 93´. Adrián se vistió de santo para despejar el lanzamiento raso de falta botado por Ramón Verdú y, en la última acción, el árbitro no tuvo el valor necesario de señalar una clara caída de Brian dentro del área. Resignados y 
con la sensación latente de injusticia, el Xerez CD partía de regreso a su ciudad.

FICHA TÉCNICA 

Sevilla C: Adrián, Raúl, David León, Pavón, Marcos Otero, Quique, Francis, Bernal (Juan Andrés, 54´), Casas (Cristian, 54´), Vacas, Isaac (Chacón, 83´). 

Xerez CD: Miguel; Jurado, Revuelta, Isra; Gonzalo (Ricky, 85´), Ramón Verdú, Fran Sabaté, Ezequiel; Juanjo (Juanma Aguilar, 68´), Borja (Edu Brenes, 81´), Brian. 

Goles: 0-1 (Brian, 9´): 1-1 (Bernal, 46´+); 2-1 (Isaac, 69´). 

Árbitro: Vázquez Hidalgo, Alfredo (Huelva). Por parte local, amonestó a Isaac, Vacas, David León y expulsó a Quique. En el Xerez, vio amarilla Juanma Aguilar y fue expulsado Revuelta por doble amonestación.

Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada del grupo X de Tercera división con presencia de un centenar de xerecistas que tuvieron que seguir el partido tras una reja. La expedición sevillista quiso que el partido se jugase en césped artificial y, ante la negativa del Xerez, se vivieron momentos de incertidumbre. El entrenador local Lolo Rosano protagonizó una tangana al dirigirse hacia el banquillo azulino en un tono indecoroso. Por su parte, el Xerez CD hizo público un mensaje de apoyo en la pizarra del vestuario hacia Gamero, su jefe de prensa.


Comentarios