Una marcha para nada esperada

(Eduardo Rabaneda)

El Xerez no contará con su jugador insignia el próximo curso liguero

Siguen sucediéndose noticias negativas en un día que la afición xerecista querrá olvidar cuanto antes. Al silencio prolongado en estas semanas le ha sucedido dos 'bombas' que para nada eran esperadas entre los afines del Deportivo.

La primera saltó esta mañana y abría la posibilidad de que volviese a intentarse una supuesta unificación; un interés que proviene del equipo que actualmente disputa sus encuentros en el Municipal de Chapín.

Cuando parecía que la jornada de hoy finalizaría sin más sobresaltos (por si fueran pocos) de los vividos, se ha sumado la manifestación pública que ha realizado Sergio Narváez en sus redes sociales.

Sorprendentemente, y tras una profunda reflexión, el hábil centrocampista anunciaba su marcha del conjunto azulino.
"La vida son etapas y  después de unas semanas de dudas, reflexiones y noches sin dormir ha llegado el momento de tomar decisiones. Me toca despedirme del Xerez y sus aficionados que tanto me han apoyado durante este año. Ha sido una temporada dura, aunque siempre intento llevarme lo mejor de cada curso".

Al  jugador jerezano para nada le faltarán 'novias', y es que es más que probable que tengaopciones de jugar en superior categoría. Uno de los hechos por los que decidió enfundarse la azulina fue para regresar a su ciudad natal y compartir vestuario con su hermano David, aunque lamentablemente la situación no ha podido prolongarse.  Sergio agregaba que "los que me conocen saben que he sufrido y ahora toca levantarse y seguir. Ahora las miradas de nuevo están puestas fuera de mi tierra, pero con el apoyo de mi familia lo afrontaré con la mayor ilusión".

Por último, Narváez quiso agradecer "a todos aquellos que me han apoyado y sobre todo a mi mujer y mi niña, que son las que realmente saben quien soy. Nuevamente gracias a todos".

Comentarios