¡Qué arranque la Feria!

                                                                                           (Fotografía de Eduardo Rabaneda Corrales)

El Xerez CD inauguró la Feria del Caballo con la satisfacción que le supuso el triunfo

Había que regalarle un triunfo a la afición en el último partido como local de la temporada, y se hizo. Los xerecistas volvieron a sonreír y sumar de tres a expensas del alumbrado propio que anuncia el pistoletazo de salida de la Feria del Caballo.

Se agotaron las opciones del filial cordobesista de jugar liguilla a expensas de un Xerez que volvió a reencontrarse con la victoria y dejar la portería a cero. A pesar del incentivo que podía suponer el hecho de jugar la promoción, los visitantes no gozaron de una buena actuación y en ningún momento transmitió querer ir de verdad a por el partido. Cierto es que la situación institucional que envuelve al primer equipo de la ciudad califal para nada invita al optimismo.

El choque comenzó con aviso cordobés debido a un tiro de Moyano que no encontró puerta. No tardaría en responder el Xerez mediante un córner botado por el de siempre, Sergio, que Ayala mandaría por encima del larguero estando libre de marca. La igualdad pudo romperse una vez que Fran erró al asociarse con un compañero en beneficio de Moyano, quien erró en el disparo.

Parecía torcerse un día señalado como es el de la inauguración de la Feria cuando Juanma Aguilar tuvo que pedir el cambio aquejándose de las costillas tras un desafortunado golpe. Sin embargo, todo cambió después del "cooling break" que sirvió para que los protagonistas se hidrataran correctamente en un día sofocante de calor. Fue en ese último tramo cuando más inspirados estuvieron los locales. Nuevamente Ayala, que no paró de intentarlo, lo intentó con un remate que atajó Llamas. Y cuando más daño hace, justo antes del descanso, llegó el tanto azulino gracias a una muy buena aportación de Yeray que finalizó David Narváez con un cabezazo a la red.


La intensidad bajó en mayor medida durante la segunda parte y ambos equipos parecían querer poner fin al "trámite" cuanto antes. Isra pudo introducir en su propia portería un centro de Sarmiento, pero el poste hizo acto de presencia. Por su parte, un pletórico David Narváez se quedó a punto de firmar su particular doblete con una acción que desbarató Llamas

Disfrutó de minutos en la segunda mitad Lutzardo, que sustituyó a un seguro Fran Sánchez.
Tocó sufrir en los últimos minutos debido a la polémica expulsión de Antonio Quirós. El bueno del extremo xerecista fue derribado en el área cuando se disponía a disparar a gol y el colegiado malagueño decidió castigarle con la segunda amarilla debido a una supuesta simulación. Una pena para el buen papel que tuvo Quirós en la contienda.
Una vez más Jurado se hizo enorme para despejar bajo palos el cabezazo de Trabezo en una acción que hubiese supuesto el empate justo antes del final. Pudo sentenciar Ayala con un potente chut que despejó Llamas en la que fue la última acción destacable del partido.

Triunfo merecido y tres puntos que con una maceta de rebujito sientan mejor aún. Toca disfrutar de la Feria con una sonrisa pero, sin excederse, porque hay que conservar la novena plaza el próximo domingo en Lucena en la que será la última cita de la temporada.

FICHA TÉCNICA

Xerez CD: Fran Sánchez (Alejandro Lutzardo, 70´), Gonzalo, Dani Jurado, Isra, Guerrero, Juanma Aguilar (Parra, 35´), David Narváez, Antonio Quirós, (Chata, 76´) , Sergio Narváez, Yeray y Samu Ayala.

Córdoba CF "B": Llamas, Yordi, Arnau, Álex García, Fran Ávila, Kevin, Carrecedo (Miguel Ángel, 45´), Moyano, Marcos Rosa (Trabezo, 45´), Luismi y Sarmiento (Amaya, 65´).

Goles: 1-0 (David Narváez, 43´)

Árbitro: Guillermo Paradas, del colegio malagueño. Amonestó por parte local a Dani Jurado, Sergio Narváez y expulsó a Quirós . Por parte del Córdoba "B" vieron amarilla Álex García y Kevin.

Incidencias: Partido correspondiente a la 41º jornada liguera disutado en el Polideportivo de La Granja. Baja afluencia de público debido al fuerte calor y el horario atípico, que hacía que se pisaran en tiempo el partido y el alumbrado.



Comentarios