Semana de Pasión Xerecista


Estoy seguro que, en aquel ya lejano mes de Julio, cuando salió el calendario,lo primero que miramos fue cuando nos tocaba enfrentarnos a nuestro próximo rival. Dos fechas que seguro todos/as marcamos en el calendario y que sin duda es la que más sentimientos encontrados nos trae. Y no es porque sea la más cercana, sino por lo que significa emocionalmente; nuestra vuelta a la que fue nuestra casa, Chapín.

Un escenario donde conseguimos grandes éxitos deportivos. Donde ganamos con un gol de Javi Peña al Athletic Club de Bilbao, que supuso eliminar al Rey de Copas de la competición del K.O. Donde conseguimos dos ascensos a Segunda A en las temporadas 96/97 y 2000/2001 y, por supuesto, donde conseguimos el mayor hito de nuestra historia,el ascenso a Primera División en el 2008/2009, jugando la posterior temporada en la élite del fútbol español. Muchas cosas han pasado desde entonces y sobre todo desde el 2013 hasta ahora. Cosas que tod@s sabemos: trabas institucionales, exilios...,etc.
Trabas y dificultades que, lejos de desanimarnos, nos fortalecieron y unieron más que nunca para reafirmar nuestra lealtad y fidelidad hacia unos colores y un escudo que defendemos a capa y espada y que, nunca, pase lo que pase, abandonaremos.

El del próximo sábado no es un partido más, no son tres puntos más, no es un derbi cualquiera. Volveremos a nuestra casa. Nos enfrentamos a un club que viste igual que nosotros, que juega en nuestra casa, que tiene un nombre muy parecido al nuestro, que utiliza un escudo casi idéntico, que juegan cada verano un trofeo que era del XCD y que se creó porque decían que íbamos a desaparecer.
Será la primera vez que nos enfrentemos a ese equipo después de haber salido de la amenaza de liquidación. Sí, amigos/as, hemos pasado lo peor, ahora somos más fuertes que en 2013. Ahora por fin se ve luz al final del túnel. Ya no tenemos la espada de Damocles sobre nuestras cabezas. Ahora miramos al futuro con más optimismo, pero no podemos olvidar el Vía-Crucis que hemos pasado desde el 2013 para acá, tanto afición como jugadores.

Tragando mucho barro, recorriendo muchos kilómetros por todas las pedanías de Jerez, como La Barca, Torrecera, El Torno..., teniendo que jugar de local en Medina Sidonia o Sanlúcar de Barrameda.
Es por eso, que estoy convencido que nuestros jugadores son conscientes de todas las fatigas que hemos pasado, porque las hemos pasado tod@s junt@s unidos, equipo y afición.
Y, aunque al final, no hemos conseguido poder engancharnos arriba y luchar por el Play-Off, nuestros jugadores deben saber que hay que dejarse el alma el próximo partido. Sería la guinda a la temporada, ganando en nuestra casa de Chapín y a un equipo al que todavía,no hemos derrotado. Después de conseguir la permanencia, una victoria el próximo sábado sería la mayor alegría que nos podrían dar nuestros jugadores.

Después de seis años de exilio y zancadillas nos merecemos salir victoriosos de nuestra casa de Chapín.
Por todas las penurias que han pasado nuestros jugadores, tanto para entrenar,como para jugar. Por tod@s l@s aficionad@s que hemos permanecido fieles ,leales y que hemos estado defendiendo a nuestro club sin importarnos donde jugara. Por el Matarratas y por tod@s l@s xerecistas que están en ese cielo azul xerecista.

El Karma nos debe una alegría que nos permita tener una feliz semana de pasión xerecista.
Por Rikardo de Jerez




Comentarios