Maneras de vivir


El Xerez Club Deportivo volvió a tirar de heroica para vencer en el Manuel Polinario

¡Qué manera de sufrir!, ¡qué manera de ganar!, ¡qué manera de vivir! El Xerez Club Deportivo, fiel a su más puro estilo sufridor, obtuvo una victoria de prestigio ante el Puente Genil llegando a jugar más de 70 minutos en inferioridad numérica.

El libro de hazañas del Xerez Club Deportivo siempre está abierto a la hora de añadir nuevos capítulos. La tarde de ayer fue una muestra más del insaciable espíritu de lucha que respalda a una entidad que se niega a caer en el umbral de la indiferencia tal y como muchos pretenden. Y es que este club, respaldado siempre por su fiel infantería en forma de aficionados que le acompañan allá donde viaje, volvió a dar una lección de orgullo y sentimiento para sacar adelante un partido que parecía que se terminaría escapando.

Comenzó el encuentro con una llegada de Alberto Castro que desbarató Fran con una buena salida. La primera llegada local fue contrarrestada con la acción del gol xerecista, en la cual Naranjo realizó una semivolea a bote pronto a la que poco pudo hacer Cristian.

El Xerez parecía tener el control del encuentro en el arranque. Asier pudo hacer el segundo pero la buena labor del guardameta hizo que un gol que ya se cantaba acabase en saque de esquina. En dicha jugada posterior es cuando se armó el lío. Isra, que se vio enredado en un encontronazo con Adri, picó en el cebo y el colegiado le mostró la cartulina roja directa, dejando así al Xerez con 10 hombres a los 20 minutos del arranque. A todo esto, el córner aún no se había lanzado. Pues dicha jugada finalizó con un penalti cometido por Álvaro Pérez que Pedro Carrión transformaría para hacer el segundo tanto de los suyos y desatar la locura máxima en el Polinario.

La consigna era clara. Los pupilos de Nene Montero tenían el reto de mantener el resultado, estando en inferioridad numérica, durante los más de 70 minutos que restaban. La tarea se complicó cuando Toni recortó distancias en un rechace y aupó a los suyos para intentar consumar la tan ansiada remontada.

El propio Toni se topó con el larguero poco después en una falta directa que se fue envenenando. Fran hizo de santo para detener el tiro de Salva y Cano, capitán pontanés, erró absolutamente solo en la última llegada del primer tiempo.

En la segunda mitad los azulinos no tuvieron otra que dar un paso atrás e intentar cortar el desenfreno vivido durante los primeros 45 minutos. Asier, incansable en su labor, gozó de un cabezazo que atrapó Cristian en la que fue la única ocasión de su escuadra. Por su parte, el cancerbero xerecista evitó que sendos remates de Cano y Toni significasen el empate. Alberto Castro no acertó a la hora de concretar en el área pequeña y Jurado estuvo muy cerca de marcarse en propia en un despeje. Tanto sufrimiento alcanzó su punto álgido cuando la línea anuló correctamente un gol al Puente Genil en el 90´.
Los siete minutos de descuento pesaron de lo lindo a los jerezanos, que a pesar del tremendo derroche físico realizado, aguantaron el tipo y certificaron una victoria de tal calibre regalándole así a sus aficionados el mejor regalo de navidades posible.
Por Carlos López


Comentarios