ÚLTIMA HORA

lunes, 8 de octubre de 2018

Se agota el crédito

Un insulso Xerez Club Deportivo sucumbe ante el filial amarillo en un derbi para olvidar


3 puntos de 12 posibles. Ese es el pobre balance que atesora el Xerez tras sus últimos compromisos ligueros, más grave aún teniendo en cuenta que 9 de esos 12 puntos mencionados anteriormente se han disputado en el Municipal de La Juventud.

El Cádiz CF "B" no dio ningún tipo de opción a un conjunto xerecista falto de ideas e intensidad en algunos momentos del choque. La poca eficacia de los amarillos de cara a gol provocó que la incertidumbre se alargara hasta el minuto 96, pero lo cierto es que en ningún momento los pupilos de Juan Miguel Pavón llegaron a sufrir en demasía.

Ambiente de gala para afrontar una de las grandes citas de la temporada. Cerca de un millar de seguidores se dieron cita en La Juventud, en lo que fue sin duda la nota positiva del encuentro.
A pesar de acudir en masa, la afición se contagió del espíritu de su equipo y los únicos gritos que se escucharon fueron los de los jóvenes futbolistas visitantes celebrando una victoria con valor añadido para ellos.


Lo cierto es que los jerezanos salieron más enchufados en los primeros compases, pero les costaba un mundo finalizar jugadas de ataque. Pedro Carrión tuvo la más clara en un cabezazo que se marchó rozando el larguero. Acto seguido, llegaría el tanto visitante en la primera acción ofensiva de los mismos. Una segunda jugada en un saque de esquina fue aprovechada por el capitán Sergio para adelantar a los suyos.

Estando por debajo en el marcador, los azulinos comenzaron a jugar con más corazón que cabeza. Quirós, de los más destacados en ataque, era de los pocos jugadores que conseguía inquietar a la férrea defensa amarilla. Tuvo que intervenir Cristian para evitar que un potente chut del extremo significase el empate.

Daría lugar a vivir dos sustos más antes del descanso. Fran tuvo que hacer acto de presencia para desbaratar una bonita acción de peligro donde Peke asistió de tacón a Braganza, dejándolo libre de marca. Y ya con el tiempo cumplido, un error de la zaga jerezana convertido en una cesión pudo haber empeorado la situación de cara a la segunda mitad.

Tras la reanudación, lejos de reaccionar, los xerecistas siguieron remando a merced de un filial que en ciertos momentos del partido aprovechaba para gustarse sobre el terreno de juego. Peke tuvo en sus botas la sentencia en un clamoroso uno contra uno ante Fran, aunque estuvo mucho más listo el experimentado guardameta local.
Dani Jurado, el mejor del Xerez en el día de ayer, intervino hasta en dos ocasiones in extremis para evitar que el descosido fuese aún mayor.


Los cadistas no supieron matar el partido y en los últimos instantes tuvieron que soportar el frágil intento de un Xerez que soñaba con al menos rescatar un punto durante los seis minutos de prolongación que añadió el colegiado. José Vega, que reapareció en la fase final del partido, estuvo a punto de sorprender a Cristian con un centro que se fue envenenando poco a poco. Juan Benítez tuvo la oportunidad de conseguir la igualada en la que fue la última acción del partido. El atacante zurdo recibió el cuero dentro del área con tiempo suficiente para armar la pierna, pero su disparo se marchó por la línea de fondo.
De esta manera llegaba la batalla a su fin, con polémica en la conclusión ya que, debido a las provocaciones cadistas, se armó una tangana sobre el terreno de juego.

Después de siete partidos disputados y tan solo un tercio de los puntos conseguidos, podemos afirmar que el crédito de un equipo que está prácticamente obligado a estar en los puestos altos de la clasificación comienza a agotarse. Un sector de la afición mostró su descontento postrando en la valla una pancarta (retirada por la seguridad casi al instante) que rezaba "Vicente Vargas fuera del Xerez CD".

Cierto es que quizás se está sometiendo demasiada presión a una plantilla que, sin ir más lejos, ni siquiera puede entrenar en césped natural. Pero no podemos olvidar que este es el día a día del Xerez Club Deportivo, probablemente el equipo más maltratado de España, y aquel jugador que desembarque en el barco azulino tiene la obligación de remar siempre a contracorriente a sabiendas de que no por eso estará exento de ser criticado.
Semana peculiar en la que se disputarán dos partidos en tres días. Seis puntos que se antojan claves, ya a estas alturas de temporada, para no desengancharse tan pronto de la zona alta de la tabla.
Por Carlos López

No hay comentarios:

Publicar un comentario