Un compás de espera agotador


Dicen que "hambre y esperar, hace rabiar", sin duda, es un refrán que a buen seguro pueden aplicarse los seguidores azulinos que, a pleno 1 de agosto, siguen esperando con ansias el comienzo de la campaña de abonos y saber el escenario donde finalmente su equipo disputará los encuentros ligueros.

También debe hacerse frente a deudas que se mantienen con ex-jugadores de la entidad, como es el caso de Toni Lechuga, Ruz, Paco Borrego o David Zamora; además, el club debe saldar con la AFE  las 3 nóminas que abonaron a la anterior plantilla. Hasta que estos temas no se solucionen no podrán tramitarse las fichas de esta temporada, y aunque desde las oficinas xerecistas dicen tenerlo todo bajo control, el xerecista de a pie, curtido en la decepción tras tantos desengaños, no es capaz de respirar tranquilo.

En el plano estrictamente deportivo es cierto que el equipo ya carbura. El cuerpo técnico, con El Pirata a la cabeza, ha impuesto una exigente sesión de preparación de aquí al comienzo de competición y ya se han disputado los dos primeros amistosos ante el Atlético San José y Recreativo Portuense (ambos saldados con una victoria por 2-0). Queda por saber que pasará finalmente con José Vega y Guille, al margen de las cuatro fichas sub-23 que restan por tramitar.

El 26 de agosto se dará el pistoletazo de salida en Coria del Río, mientras tanto, el margen de maniobra cada vez es más exiguo.

Comentarios