RECORDAMOS A DANI PENDÍN



El paso de la historia ha dejado algunas figuras argentinas imborrables en la memoria de todo xerecista. Todos recordamos con nostalgia nombres como Dante Sanabria, Brian Sarmiento, Néstor Gorosito y Dani Pendín, del que vamos a hablar en este artículo.

Nacido el 29 de octubre de 1974 en la ciudad natal de Leo Messi, Rosario, comenzaría su carrera en su propio país en clubes como el Huracán Buceo y Newell’s Old Boys.

En el año 1997 cruzaría el charco para iniciar su carrera futbolística en España. Fichó primero por el filial del Real Oviedo, después pasó por Burgos, donde haría hostoria marcando el gol del ascenso a Segunda y en 2002 ficharía por el Xerez C.D, donde militó cuatro años.
En 2006 llegaría a un acuerdo con el Castellón, donde pasaría el mismo tiempo que en Jerez, para seguir jugando en el Pontevedra y acabar en el San Fernando, donde terminaría colgando las botas profesionalmente en 2011.

Dani Pendín llegó a Jerez en la temporada 2002/03, y pronto se ganó a la afición de Chapín con su rendimiento, su entrega y sus goles. En el año de su debut, el Xerez terminó la temporada en sexta posición realizando una notable campaña y quedándose a las puertas del ascenso.

El jugador rosarino nos habla de esta temporada con alegría y a la vez tristeza. "Alegría porque ese
año debutaba con el Xerez C.D, del que guarda un grandísimo recuerdo, y tristeza porque se
quedaron muy cerca del ansiado ascenso."

Sin embargo, uno de los momentos más emocionantes para la carrera de Dani Pendín fue
en la temporda siguiente, en concreto, en la 2003/04, en un derbi contra el eterno rival, el
Cádiz, en el estadio Ramón de Carranza.

El choque marchaba 2-1 en contra cuando Dani Pendín se elevó al cielo del Carranza para poner el
definitivo 2-2 a dos minutos del final, con lo que el equipo xerecista consiguió un valioso empate.
Dani describió esta situación como "una sensación indescriptible, el celebrar un
tanto en el campo de tu máximo rival, logrando un punto valiosisimo en el Ramón de Carranza, con tu hinchada saltando de alegría y coreando tu nombre."




Pero no todo iba a ser felicidad y alegría. Dani nos relató uno de los momentos más duros y
complicados en su etapa como jugador azulino. Fue, en concreto, el día de su despedida.
Fue en 2006 cuando Dani dejaba a uno de los equipos más importantes a lo largo de su carrera para poner rumbo al Castellón.

Tras una rueda de prensa conmovedora y emotiva, Dani dejaba Jerez de la Frontera tras
años de pura entrega, pundonor y corazón en el campo. La rueda de prensa era fiel reflejo
de la tristeza de un momento que acabó con Dani Pendín entre lágrimas. Eso sí, se mostró to-
talmente agradecido tanto al club, por el trato recibido, como al aficionado por las muestras
de cariño y los mensajes de apoyo.

Con todo ello, inciaría una nueva etapa en su vida profesional como jugador del Castellón, donde disfrutaría de años de buen fútbol, "pero que desde su punto de vista no le llenó tanto como su etapa como jugador xerecista".

Sin embargo, siempre estuvo al corriente de toda la actualidad, pues seguía siendo aficionado al Xerez C.D. y celebró como un xerecista más el ascenso a Primera División, momento que él tanto había ansiado conseguir como jugador, pero que al final se quedó con la miel en los labios.

El "pibe", que hace escasos días celebraba su 43º cumpleaños, se encuentra actualmente en un proyecto en el RCD Mallorca, como coordinador de la cantera, acompañado de Vicente Moreno y Dani Pastor, ex xerecistas que siguen dando que hablar en el mundo del fútbol.

Comentarios