EL VIAJE DE VICENTE VARGAS A EXTREMADURA

                                                                                                             (Imagen del Diario de Jerez)

El paso de las jornadas ha vislumbrado las carencias que presenta el Xerez Club Deportivo en una categoría de máxima exigencia como es la Tercera División.

El partido de este domingo se antoja más que complicado para el técnico xerecista, y es que debido a las numerosas bajas ha tenido que tirar de dos jugadores juveniles para completar la convocatoria de 16 futbolistas.

Uno de los asuntos de máxima importancia a tratar es la llegada de refuerzos que aumenten el nivel competitivo de la plantilla. Y aunque se lleve anunciando esto desde hace unas cuantas semanas, la realidad es que aún no ha llegado nadie, es más, las llegadas se han convertido en salidas, puesto que la empresa se ha llevado a los franceses Mike y Joshua.

El movimiento más significativo que se ha producido en este sentido ha sido el viaje de Vicente Vargas a Almendralejo, ciudad sede del Extremadura Unión Deportiva para tratar con Manolo Ruíz, actual entrenador del club, y López Ramos, director deportivo, (ambos jerezanos, curiosamente), las necesidades actuales que presenta el conjunto azulino, puesto que si ellos no contaran con algún jugador, éste podría poner rumbo a Jerez de la Frontera en busca de minutos.

Lo que está claro es que en este sentido el jugador será el que tenga la última palabra, deberá decidir si prefiere estar en Segunda División "B" sin tener opciones de jugar, o afrontar una cesión a corto plazo bajando una categoría.

Comentarios