ÚLTIMA HORA

domingo, 10 de enero de 2021

Victoria sobre la bocina

Juan Antonio Castaño


La afición xerecista regresó a su estadio para vivir una jornada de infarto

Volvió el xerecismo a su casa en una tarde fría de enero. Fueron tan solo 400 los asistentes quienes tuvieron la suerte de presenciar los 90 minutos en el Municipal de Chapín. Aun así, el equipo de Jerez sintió el aliento de su incansable afición que, una vez más, demostró ser merecedora de portar la vitola de campeón de invierno

Ninguna novedad en el once alineado por Joaquín Poveda, casi repitiendo el mismo plantel que salió en Ceuta, a excepción de Juanca que, en este caso si entró como titular. Ni tomando como referencia el último partido del año se han hecho los cambios tácticos para paliar las carencias futbolísticas que sigue mermando al Deportivo. Desde el minuto volvimos a ver al Xerez que estamos acostumbrados: largas posesiones del balón, pero pocas internadas ofensivas (5 fueras de juego antes de llegar al minuto 30). Primera parte muy descafeinada del conjunto azulino. Aunque tampoco lo puso nada fácil el equipo rojinegro. La primera ocasión del encuentro la tendría en sus botas el delantero sevillano Rafael González, 'Chuma', quien, a pase largo de Lucas Correa, intentó hacer una genialidad y chutar el balón con un pasado sombrerito que acabó impactando en el lateral de la red. A todo esto, soberbio partido del uruguayo, sin duda merecedor del MVP de esta jornada. Dice mucho del partido que un central se lleve la corona de laurel. También replicó el Cabecense en el 39, potente disparo de Raúl Torres que sorprendió a Iván Ares, quien tuvo que blocar la pelota a córner. Otra victoria más con la portería a cero. Poco más nos dejó los 45 minutos, el mismo guion que se viene ejecutando demasiados partidos atrás. 

De nuevo volvería rodar el balón sobre el verde de Chapín. Esta vez, la primera iniciativa peligrosa sería llevada a cabo por el equipo sevillano. En el 52, un potente disparo de Ganformina que supo atajar a la perfección el meta jerezano. Pero sin duda y, a excepción del gol, la jugada del partido la firmaría la perla algecireña Álex Guti en un sprint maradoniano haciendo sentar a tres rivales, el último de ellos teniéndole que parar por lo criminal a un palmo del área. Se marchó algo indignado al banquillo el extremo azulino. No era para menos. En su lugar entraría Juanito junto a Javi Forján en detrimento de Juanca. Se quiso lucir el de Coria, dejando varias pinceladas de una técnica asombrosa en sus pies. Dará que hablar Juanito. La enervación y la indignación iban creciendo a medida que seguían pasando los minutos en el electrónico de Chapín. A diferencia del terreno de juego, donde se mantenía reinando la parsimonia y la calma con un cero a cero en el marcador. Sin embargo, la suerte estuvo de nuestro lado. Y en el 89, Forján cazaba un balón que mandó al fondo de la portería de gol sur. Se desató la locura en en el Municipal. El mismo autor del último gol en categoría profesional del equipo azul y blanco, se reencontró con el tanto e hizo sumar de tres al Xerez, además de llevarse la mano al escudo que portan sobre el corazón de miles de jerezanos. 

La crítica es necesaria. Tampoco se trata de cortar cabezas, sino de remar todos en una misma dirección, eso sí, no podemos estar nadando para acabar ahogándonos en la orilla. Con esta victoria con un cierto sabor agridulce, el Xerez Club Deportivo se estrena en el 2021 con tres puntos más, 22 en total y a 5 del segundo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario