ÚLTIMA HORA

lunes, 9 de marzo de 2020

"No te vayas todavía", pensaba Chapín


Chapín recordó durante 90 minutos el júbilo que sentía cada vez que acogía al Deportivo

Cualquier tiempo pasado fue mejor. Más aún si te arrebataron al equipo que colmaba de gloria tus escaños cada 14 días. El Municipal de Chapín volvió a sonreír durante 90 minutos que recordará apesadumbrado durante mucho tiempo. Decía que sigue viendo algunas caras conocidas cada dos domingos, pero que ya nada es como antes. Echaba de menos ese júbilo, esas lágrimas, esos cánticos y ese Deportivo que solo pudo ver como un mero pasajero más de tantos. Se reencontró con 600 aficionados en Preferencia y no pudo contener las lágrimas en la tan dolorosa despedida. No habían tantas personas como en las viejas tardes, la presión acústica era un poco más baja. Pero el sentimiento era más robusto, más sincero. 

Sobrecogido, el Municipal, no asimilaba que su antiguo socio tuviera que ocupar el vestuario visitante. No daba crédito cuando Tribuna y Fondo Sur silbaban a los futbolistas que defendían el escudo que tanto añoraba. Se apenaba de ver a su Xerez vestido de negro. 

Juan Carlos Gómez no sorprendió con el once y alineó una semana más prácticamente a los jugadores que tiene disponibles. Una única novedad, la presencia de Borja Jiménez en el carril ofensivo diestro en lugar del sancionado Cristian. No brilló el delantero guadalcacileño en esa posición. 
Mientras los 600 quijotescos xerecistas se rompían la garganta, Fran Sabaté probó fortuna con una falta directa que saldría desviada. Respondieron los locales en otro balón parado. En esta ocasión el lanzador, Bello, superó al guardameta pero no a un Dani Jurado que se encontraba bajo palos. 
Pasó lo que no tenía que pasar. Que los efecistas consiguieran abrir la lata en los primeros compase. En el 11´, Sergio Narváez, muy motivado durante el transcurso del choque, centró un saque de esquina que Edet cabeceó a gol libre de marca. 

El tanto aportó serenidad al conjunto que dirige Josu Uribe. Casares pudo hacer el segundo, pero su disparo salió cerca del poste defendido por un Navarro Montoya que se desgañitaba animando a sus compatriotas. El Xerez esperaba su oportunidad, y le llegó. Ricky filtró un buen pase y Yeray disparó desde fuera del área. La pelota se marchó muy cerca del palo izquierdo de Camacho. El resto de minutos era el Fútbol Club quien proponía, pero no inquietaba a la zaga jerezana. 


La segunda mitad cambió la tónica del encuentro. Nada más arrancar, Edet soltó un manotazo a Yeray que le costó la segunda amarilla. En superioridad numérica y aupados por los suyos, el Xerez disfrutó de sus mejores minutos del partido. Borja se equivocó en un claro contragolpe que finalizó con disparo en vez de haber cedido el cuero a Yeray. Revuelta chutó desde su casa y Camacho no logró atajar. Yeray fallaría ante el cancerbero local con todo a favor, pero la jugada estaba invalidada por fuera de juego. Por su parte, Fran Sabaté seguía buscando puerta en jugadas de estrategia. Su lanzamiento de falta fue a parar a los puños de Camacho.

El técnico cordobés del Xerez CD aportó más mordiente al ataque con la entrada de Balongo. Se notó la ausencia de Iván Romero en la medular, pese a que Ángel estuvo descomunal en ese rol. El envite no estuvo exento de una polémica que lastró las aspiraciones xerecistas. En un mismo minuto, el colegiado granadino Carlos Fernández no señaló ni un clarísimo agarrón a Revuelta en la zona de castigo ni la evidente zancadilla de Marcelo sobre Kevin Balongo. Las imágenes no dejan lugar a dudas. Chapín ironizaba recordando otros grandes atropellos arbitrales sufridos. 
De la jugada del penalti no señalado se pasó al 2-0. Bello culminó un contragolpe local paseándose por el área como Pedro por su casa y superó a Montoya. El partido se acababa en esa acción.


Los últimos minutos fueron un trámite para el Fútbol Club, que intentaba que se jugara lo menos posible. Uno de los invitados de última hora a la fiesta fue Amin, que no cesó de provocar a todo aquel que iba a su paso. El tinerfeño se burlaba reiteradamente de sus excompañeros y aficionados, tal es así que en la conclusión recibió la reprimenda de su banquillo. Jurado no logró contener la rabia y fue expulsado tras derribar al atacante. Quirós, otra víctima del delantero, supo aguantar con paciencia. El árbitro se equivocó mostrando una amarilla a Iván Romero que realmente tenía que ser para Ángel y los aficionados "que ahora son libres" celebraban como si de un ascenso se tratase haber vencido al antiguo club que animaban.


Los jugadores del Xerez Club Deportivo se disculpaban con los aficionados mientras recibían los ánimos, aplausos y vítores de una fiel infantería que nuevamente demostraba lo que es amar a unos colores. Porque este sentimiento no entiende de victorias ni derrotas. Tan solo entiende de apoyar hasta la muerte a un equipo que se niega a claudicar en su lucha por la salvación. Qué digo yo. Hasta la muerte ni hablar, porque este amor incondicional azul y blanco es para la eternidad.

FICHA TÉCNICA

XDFC: Camacho, Marcelo, Edet, Toboso, Ávila, Colorado, Goma, Sergio Narváez (Alain, 85'), Zafra (Joaqui, 65'), Javi Casares (Amin, 65') y Bello. 

XEREZ CLUB DEPORTIVO: Navarro Montoya, Gonzalo, Jurado, Revuelta (Quirós, 85'), Ezequiel, Iván Romero (Balongo, 68'), Ángel (Isra, 86'), Sabaté, Borja, Ricky y Yeray.

Goles: 1-0 (Edet, minuto 11); 2-0 (Bello, minuto 72). 

Árbitro: Carlos Fernández del Moral (colegio granadino). Amonestó a los locales Narváez, Zafra y Edet (doble amarilla). Por parte del Xerez, vieron amarilla Ricky, Ángel, Balongo, Isra e Iván Romero.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la 29ª jornada del grupo X de Tercera división disputado en el Municipal de Chapín con la presencia de 600 xerecistas ubicados en la zona de Preferencia. La afición azulino recibió al autobús en el Bar Los Amigos y se desplazó a Chapín protagonizando un bonito corteo por las calles de Jerez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario