ÚLTIMA HORA

lunes, 8 de abril de 2019

Pregonando xerecismo

   (Fotografía de Eduardo Rabaneda Corrales)

El Xerez Club Deportivo vuelve a sonreír y toma impulso para el Sábado de Pasión

Frío. Intensa lluvia. Gradas despobladas. Las circunstancias no invitaban al optimismo en los instantes previos al choque. Era un día para el aficionado de verdad. Para aquel que no ha abandonado a su equipo a pesar de la hecatombe deportiva. Para aquellos la temporada pasada animaron a los suyos en hasta siete instalaciones diferentes como local. Para todos esos valientes que, a pesar de la presión y maltrato recibido, siguen firme en su propósito de pregonar xerecismo.

Primera parte igualada en la que no se produjeron excesivas oportunidades de gol; aunque era el Xerez quien con mayor insistencia lo intentaba. Los hermanos Narváez, que por fin están disfrutando de minutos juntos, protagonizaron las dos primeras llegadas. David cruzó en exceso un buen pase de Chata y Sergio puso en serios aprietos a Iván Ares mediante un saque de esquina.

La única opción de la Balompédica Lebrijana llegó en el 22´ con un disparo de Alain que desbarató Parra al interponerse. Si alguien merecía irse en ventaja al descanso eran los locales. Asier finalizó una buena jugada con un cabezazo que se topó con el cuerpo del guardameta y Sergio mandó el rechace por encima de la portería.

El gol se resistió en los primeros 45 minutos y seguía haciéndose de rogar al comienzo del segundo acto. Asier rozó el poste con un intento desde fuera del área. La jugada clave del encuentro llegó en el minuto 55 cuando el colegiado expulsó a Iván Ares por golpear el balón con su mano fuera de su área correspondiente. Manu López, portero suplente, tuvo que ingresar al terreno de juego en detrimento de Lua y encajó el primer tanto a las primeras de cambio. En la misma acción en la que se produjo la expulsión, Ezequiel obligó a un Mano López que aún estaba frío a despejar un balón que David Narváez aprovecharía para hacer el primero de la tarde. Sin duda, está siendo el mejor momento de la temporada para el bueno de David.

                                                                                                                                  (Fotografía de Eduardo Corrales)

Si los lebrijanos apenas merodeaban la portería defendida por Fran, a raíz del tanto su escasa productividad ofensiva prácticamente se desvaneció. El ex-azulino Juan Benítez vivió uno de esos días que tan poco gustan a los delanteros. Por su parte, el Xerez quería regalarle a sus fieles seguidores presentes el segundo tanto. Y este acabaría llegando justo antes del final. Chata culminó una gran jugada personal enviando el cuero al fondo de las mallas a pesar de que impactara en el pie de Manu López.

  (Fotografía de Eduardo Rabaneda Corrales)

Victoria para confirmar (por si no lo estuviera ya) el derecho del Xerez a participar el próximo curso en Tercera División y que reactivó la sintonía entre plantilla y afición. Y este hecho es el que más peligroso hace al Xerez Club Deportivo, que desde la noche de ayer ya concentra todos sus sentidos en la cita del próximo sábado a las 20:15 en la casa de la que fuimos exiliados, Chapín.
El Deportivo tiene mucho que decir aún.

FICHA TÉCNICA

Xerez CD: Fran Sánchez, Alberto Fernández, Dani Jurado, Raúl Fernández, Ezequiel Arana, Álex Parra, Sergio Narváez (Juanma Aguilar, 77´), David Narváez, Alberto Piñero (Yeray, 65´) y Asier Alonso (Samuel Ayala, 83´).

UB Lebrijana: Iván Ares, Juanma (Carrillo, 77´), Benítez, Juande, José Mari, Alain, Lua (Manu López, 56´), Sosa, Panadero, Juan Benítez (Ranchero, 54´)  y Borja Román.

Goles: 1-0 (David Narváez, 57´); 2-0 (Chata, 89´).

Colegiado: Juan Francisco Ramos (colegio cordobés). Amonestó por parte local a Chata y Juanma Aguilar. En la Lebrijana vieron cartulina amarilla Juanma, Juan Benítez, Ranchero y fue expulsado Iván Ares.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 37º de liga que estuvo marcado por la intensa lluvia y el reencuentro de Juan Benítez con la afición jerezana. Antonio Calle sigue sin poder sentarse en el banquillo.
Por Carlos López


No hay comentarios:

Publicar un comentario