Llegó 45 minutos tarde


Una terrorífica primera parte condena al Xerez CD en su visita al San Juan Bosco

Vuelta a la cruda realidad. El Deportivo fue incapaz de sumar su segunda victoria consecutiva y sucumbió en su visita a Utrera, donde ofreció dos caras muy distintas en ambos periodos del encuentro.

En la primera mitad el Xerez salió completamente dormido y, salvo un tímido disparo de Quirós, sería incapaz de asomarse por la portería defendida por Ayala. Ni siquiera el gol recibido a los 20 minutos haría que los xerecistas reaccionasen. Sergio Navarro aprovechó la primera oportunidad de los suyos para inaugurar el marcador, lo que comúnmente se llama llegar y besar el santo.


Los visitantes, lejos de recomponerse, observaban atónitos la gran efectividad mostrada por la parroquia sevillana, que en su segunda aproximación pondría tierra de por medio. Jairo anotó un gol de bellísima factura tras recoger un rechace desde fuera del área.


Los de Nene Montero, que por quinto partido no pudo sentarse en el banquillo, quedaron verdaderamente tocados tras encajar el segundo tanto. El descosido pudo ser aún mayor si Dani Jurado no hubiera aparecido bajo palos para despejar el cabezazo de Del Río.
El Xerez pedía a gritos el descanso para reorganizarse y aclarar conceptos, aún así gozó de una ocasión aislada en un centro de Sanjuan que Salas remataría sin éxito.


La reacción xerecista en la segunda parte llegó desde el banquillo. La entrada de Amin y Juan Benítez sirvió para encontrar la profundidad que tanto echaba en falta el equipo. Ayala, el mejor del Utrera, tuvo que emplearse a fondo para impedir que el Xerez recortara distancias en la reanudación. Primero fue Pedro Carrión, que cabeceó dentro del área chica y se encontró con la manopla salvadora del guardameta; y luego sería Sergio Narváez, que a punto estuvo de lucirse en una acción muy similar a la del gol de Jairo.


La mejoría del conjunto azulino se palpaba sobre el tapete del San Juan Bosco y solo faltaba el gol que rubricara ese buen momento. Amin, que era el que más lo intentaba, se topó también con los reflejos del cancerbero local tras un fuerte chut desde el vértice del área. Fue un cuarto de hora antes de la conclusión cuando Dani Jurado cazó un balón suelto en la zona de castigo, tras un buen remate de Amin, para recortar distancias.


El miedo se apropió de los utreranos y el medio centenar de jerezanos presentes comenzaban a creer en un empate que poco antes parecía imposible. Pudo llegar en el 87´, pero Pedro Carrión no acertó en el uno contra uno ante Ayala, que realizó la parada del partido, dándole así los 3 puntos a los suyos. Al igual que en el primer periodo, Salas tuvo la última con un remate en el descuento que se marchó alto.


El final no pudo ser más cruel para el Xerez, que sufrió un penalti en contra con el tiempo cumplido en una dudosa acción en la que Jurado cortó un centro. Kiki, recién ingresado, engañó a Fran y anotó el tercer gol a la par que el árbitro decretaba el final del asalto.


Derrota dolorosa que sumerge nuevamente al club en puestos de descenso. La afición, que siempre es soberana, recriminó a los jugadores la actitud que habían mantenido en el primer tiempo.
En apenas tres días los xerecistas afrontarán una complicadísima cita ante el CD San Roque de Lepe, nuevamente con el agua al cuello.
Por Carlos López


Comentarios