Coloquio Xerecista XII. Antoñito: "Por encima de jugadores y directivos está el escudo"

                                                                                                                (Fotografía de Diario de Almería)

Cuando uno reflexiona y se para a pensar en los futbolistas con más calidad que han pasado por el Xerez Club Deportivo, la figura de "El Romario del Polígono" se te viene directamente a la cabeza. Por si no lo sabes ya, hablamos de Antonio Ramiro Pérez, conocido en este mundillo como "Antoñito". Considerado por muchas personalidades como "artista del balón", el futbolista desembarcó en la nave xerecista en la temporada 2007-2008 y vivió cuatro años en los que tuvo muchas más luces que sombras , participando en primera persona en los denominados "años de oro del xerecismo".

Actualmente trabaja en el Departamento de Tecnificación del Sevilla Fútbol Club junto a dos delanteros y también podemos verle comentando partidos del propio conjunto hispalense tanto en televisión como en radio. Como él mismo dice, "es difícil desligarse del mundo del fútbol cuando uno lleva ahí toda la vida. Además, es muy bonito poder ayudar y enseñar a los chavales".

Antoñito participó de lleno en una salvación milagrosa y un histórico ascenso en las que fueron sus dos primeras temporadas con la azulina. ¿Cómo es posible experimentar un cambio tan radical en tan poco tiempo? El delantero sevillano cree "que el sufrimiento que pasamos durante el primer año nos fortaleció mucho para encarar la siguiente temporada. Fue mucho más difícil la permanencia que el ascenso. Teníamos un buen equipo pero los problemas directivos y tantos cambios de entrenador, hasta cuatro diferentes, nos pasaron factura. La mano de Esteban Vigo fue trascendental y en el tramo final de liga conseguimos una media inglesa de cuatro puntos cada dos partidos. Después, recuerdo la gran pretemporada que hicimos el curso siguiente. El año que realizamos fue asombroso, haciendo el mejor fútbol que yo recuerdo de la categoría".

El "8" xerecista no duda en que la salvación en la máxima categoría española hubiera evitado la decadencia futbolística que posteriormente atravesaría la entidad. "La temporada en Primera tiene que servir para darte una base de cara a los años venideros y no fue así. La primera vuelta fue desastrosa, nos hizo ir siempre a remolque. Aunque reaccionamos y realizamos una segunda vuelta increíble, muchos equipos firmarían hacerla, de puntos europeos".
Al igual que todo el xerecismo, el sevillano coincide en que "si Gorosito hubiera llegado antes nos hubiéramos salvado sin duda alguna. La plantilla volvió a adquirir ese gen competitivo que tanta falta nos hacía. Fue una pena, porque al final te vas con una sensación muy mala. Sabíamos que era muy difícil, pero había algunas opciones y nosotros estábamos dispuestos a apurarlas todas. El partido de Pamplona fue muy jodido".

                                                                              (Fotografía de Jesús Navas para Andalucía Información)

Hace unos tres años se disputó un partido en modo de homenaje hacia la plantilla que ascendió a División de Honor entre el Xerez CD y Veteranos del Sevilla FC. Antoñito participó en dicho amistoso y se reencontró con muchos aficionados y antiguos compañeros, en lo que para él fue un día muy especial."Siempre lo digo, Jerez es un lugar súper importante para mí. Cada vez que voy siento el cariño que me tienen y eso es algo que lo agradezco de corazón. Conseguimos cosas que nadie pensaba e hicimos historia. Lo cierto es que he tenido la suerte de ser muy querido por todos los clubes en los que he pasado".

Analizando lo que ha pasado en Jerez, expone que "la afición estaba muy cansada por todo lo sucedido en los últimos años. Siempre pasaban cosas raras con los directivos, nosotros mismos lo notamos, pero en casos así es cuando más unidos hay que estar. En nuestra etapa, lo más importante que teníamos era el grupo y la conexión visible entre el vestuario y el propio entrenador. A pesar de estar algunos meses sin cobrar, nos apoyamos los unos en los otros y salimos adelante". 
Aunque a pesar de la fuerza del grupo, nada hubiera sido posible sin el empuje de los seguidores azulinos. "El binomio afición y jugadores fue trascendental. El equipo tuvo el apoyo fundamental de toda su gente, no hacia los directivos, sino hacia los que saltábamos al campo cada domingo. Yo soy de los que piensa que por encima de jugadores y directivos está el escudo. Para mí el Xerez Club Deportivo va por encima de todo, aunque es verdad que se están viviendo cosas diferentes y no deja de ser absolutamente respetable".

El exfutbolista, consciente de la situación actual deportiva de la ciudad, comentó la situación y mostró su asombro por el maltrato que han sufrido los seguidores azulinos, teniendo que desplazarse para ver a su equipo hasta en siete instalaciones diferentes como local. "Lo que es importante es tener una afición que sea fiel, que Jerez siempre la ha tenido. Pasara lo que pasara siempre estaban esos cinco o seis mil socios en el campo. En el momento que se ha dado esta división se perdió fuerza y también provoca que las instituciones se sientan menos presionadas para hacer este tipo de cosas. Tampoco nos podemos olvidar de que el Xerez Club Deportivo ha realizado grandes temporadas y ha puesto el nombre de la ciudad en lo más alto. Ese recuerdo nadie lo olvidará jamás, todo el mundo mantendrá el cariño hacia lo que hizo ese equipo independientemente del club al que apoye ahora. Raro xerecista sería aquel que reniegue y se olvide de esas vivencias".

El próximo sábado la división producida entre la afición se rubricará con el enfrentamiento que tendrá lugar entre el Xerez Club Deportivo y el nuevo club. "Esto no es como en Sevilla, donde hay dos equipos que mantienen una rivalidad desde hace más de cien años. Aquí ambas aficiones han sido hermanas, provienen del mismo sentimiento. Estamos hablando de que un sector muy numeroso de la afición se va a enfrentar al club de toda su vida, al que le ha dado tantos éxitos. Como ya he dicho, es respetable el camino que han tomado pero lo que no debe faltar nunca es el respeto porque tienes enfrente al equipo que te hizo alcanzar la gloria como aficionado. Espero que sea un partido bonito y que gane el mejor, pero esto no debe ser un encuentro de rivalidad. El Xerez CD - XDFC no es como un Xerez - Cádiz, que era el derbi de nuestra época."

Por último, el ariete quiso dirigirse hacia la masa social dormida que tanto está echando en falta el club. "Todos esos que en mi época llenaban Chapín deberían dar un paso hacia delante y demostrar que hay que luchar por un mismo escudo. Si algo tienen los jerezanos es que pelean por su ciudad, igual que en Sevilla. Hay que luchar por un sentimiento, eso en mi época era algo innegociable. En estos momentos complicados es cuando más necesaria se hace la unión de todos".

Queremos agradecer públicamente a "Antoñito" habernos concedido esta entrevista. Como tú mismo dijiste en tu retirada, "al final lo que te queda del fútbol son los ascensos y el cariño de las aficiones", tú mejor que nadie sabes que el aprecio de toda Jerez lo tendrás siempre. Gracias por tanto. 
Por Carlos López


Comentarios